CSI Cyberside Soluciones Integrales

PROHIBIDO PROHIBIR

  • Google +
Tijuana

Foto: lfmopinion.com


Gobiernos y oportunidad.

Qué ciudad más pizpireta. Hecha de migrantes de todo México y también de naciones extranjeras, es un crisol de culturas sobrepuestas, retroalimentadas, donde casi todo mundo es bienvenido y poco a poco se vuelve tijuanense. Es la fusión y el orgullo de ser lo que somos. Y donde lo mexicano se reafirma todos los días.

Aquí hay excelente comida oaxaqueña, china, argentina, brasileña, michoacana, coreana, japonesa, sinaloense y sonorense, española e italiana; mujeres y hombres, jóvenes artistas, empresarios imaginativos y nacionalistas. Playas y viñedos.

Y, sin embargo, ha padecido malos y pésimos gobiernos, que han metido las patas a diestra y siniestra. Hay enormes carencias urbanas, como alumbrado público insuficiente, la administración pasada, por ejemplo, presumió haber comprado quién sabe cuántas luminarias y no sirve materialmente ninguna. La pavimentación es deficiente, son escasos los anuncios de calles y la numeración es entre arábigos y romanos. Era común, antes del waze, oír que la dirección que uno busca está arriba a la derecha, en la farmacia a la izquierda, hasta topar con pared, dar vuelta a la izquierda y ahí pregunte usted otra vez. Y ni qué decir del abasto de agua, de servicios de limpieza y drenaje. Y de áreas verdes insuficientes.

Rentar un departamento de dos recamaras cuesta menos de la tercera parte que en California, por ello, han crecido las colonias bardeadas donde los gringos viven con las comodidades de casa a mucho menor precio y sin tantas reglas y supervisión. Aquí se puede comprar cerveza y tequila a cualquier hora. Hay casinos que funcionan las 24 horas y donde muchos ingenuos dejan su dinero y algunos pocos afortunados presumen su buena fortuna. Los Xolos a veces le ganan al América y el estadio se convierte en carnaval.

Aquí funciona el primer aeropuerto binacional de la frontera norte, en efecto, por 15 o 16 dólares por viaje, se cruza desde EUA al aeropuerto y en pocos minutos estará uno en la sala de abordaje rumbo al destino nacional o internacional solicitado. Es una maravilla de puente, un ejemplo de organización donde se pusieron antes que los muros anaranjados, misóginos e inútiles, los intereses de los turistas y viajeros de ambas nacionalidades. Eso sí, es un aeropuerto concesionado que siempre está en remodelación, ¿será por aquello de que, si no hay obras, no hay sobras?

Tijuana es ya un centro con buena fama internacional de destino médico, desde cirugías plásticas, hasta centros de rehabilitación de adicciones, curas y tratamientos contra el cáncer, médicos cirujanos, oftalmólogos, anestesiólogos, dentistas y otras muchas especialidades de alta calidad en general, y con gran oferta de hospitales reconocidos.

El Colegio de la Frontera Norte es un centro académico de relevancia y muy necesario para contribuir a la investigación de temas sociales y económicos, principalmente de la región. Aquí hay también buenas universidades privadas y la UABC es reconocida por sus programas y calidad educativa.

Tijuana es una ciudad viva y uno puede encontrar actividades culturales, museos, música, teatro, cine, farándula, antros y shows burlesque como en las capitales europeas más cosmopolitas, aunque a veces con un dejo de mayor perversidad por la cercanía del mercado de dólares.

Muchos habitantes de esta atractiva ciudad cruzan la línea todos los días muy temprano por la mañana y si uno no cuenta con la tarjeta de cruce rápido, llamada SENTRI, el viaje a esa hora se convierte en un verdadero martirio, tanto por la pésima organización del lado mexicano, como por las políticas de verificación norteamericanas, con apretones trumpistas según se amanece y lo que diga el Twitter.

A pesar de sus muchos atractivos, Tijuana tiene exacerbados problemas, algunos clásicos de ciudades subdesarrolladas: pobreza, drogadicción, insultante concentración del ingreso y la riqueza, consecuentemente, y, en forma principal, inseguridad y violencia. Graves cuestiones que en Tijuana se han agudizado en gran parte por los pésimos gobernantes padecidos desde hace muchos años.

En este entorno, en unos cuantos meses habrá nuevas elecciones en todo el estado de Baja California, la gubernatura podría ser de solo dos años para empatarla con las elecciones federales. Se elegirán 25 diputados y se renovarán asimismo las autoridades de los cinco municipios: Mexicali, también la capital del estado; Ensenada, la primera capital y puerto magnifico de turismo y alta cocina de pescadería y mariscos; Tecate, con su pujante industria; Rosarito con playas y turismo de fin de semana, siempre en busca de langostas y bares de tradición, buen ambiente y música. Y desde luego, Tijuana, con esta nueva oportunidad de elegir un presidente municipal y cabildo comprometidos con las necesidades de la gente y sin ansias de robar.

Entre los candidatos de Morena, Pri, Pan, Prd, Mc , Pes, Pmbc, Pbc e independientes, sobresale Julián Leyzaola Pérez, a quien amigos tijuanenses convencieron de jugar, ya que tiene en su currículum el comprobante de haber combatido con éxito la inseguridad tanto en Tijuana, como en Ciudad Juárez, donde incluso sufrió un atentado del que salió con vida.

Los que queremos a Tijuana y conocemos de sus conflictos, carencias y fortalezas, sabemos que la próxima renovación del ayuntamiento es también una oportunidad para elegir al mejor de los candidatos y acabar con la ineptitud y los negocios privados con recursos públicos. En la balanza debe prevalecer la certeza del profesionalismo frente a la incertidumbre de la improvisación, que de eso ya ha habido bastante. A nivel estatal, Morena, con el senador Javier Bonilla Valdez, quien se apunta ya como nuevo gobernador, terminando la hegemonía panista de 30 años y en Tijuana con Leyzaola se podría construir una oposición inteligente y de interés para todos, un equipo para combatir con éxito la malhadada inseguridad y violencia, que lamentablemente han repuntado en los últimos meses. Ojalá tengamos la fuerza y destreza necesarias para vencer.




#LFMOpinion
#Prohidoprohibir
#Tijuana
#BahaCalifornia
#Elecciones
#Seguridad
#Economia
#Frontera
#Cosmopolita
#MORENA


ARTICULOS RELACIONADOS

APOSTILLA

A pesar de sus muchos atractivos, Tijuana tiene exacerbados problemas, algunos clásicos de ciudades subdesarrolladas: pobreza, drogadicción, insultante concentración del ingreso y la riqueza, consecuentemente, y, en forma principal, inseguridad y violencia. Graves cuestiones que en Tijuana se han agudizado en gran parte por los pésimos gobernantes padecidos desde hace muchos años.

TITULARES

LO MÁS DESTACADO

FACEBOOK

TWITTER

Todos los derechos reservados por LFMOpinión Copyright © 2019 | Powered by CSI Cyberside Soluciones Integrales - México