CSI Cyberside Soluciones Integrales

SUSTENTABILIDAD INDIVIDUAL

VIDA SEDENTARIA
A lo largo de muy diversos textos hemos hablado de la Sustentabilidad Individual de manera general. Puntualizando sus elementos y el entorno que nos lleva a apresurar esta tarea precisamente para aspirar a la sustentabilidad social y quizá algún día el progresos integral sostenible. Pero ante tal magnitud de reto es imperativa la autorreflexión en breve y la acción en inmediato.

Cerraremos pues las generalidades en este y el próximo texto para entrar a formas concretas que nos llevan a percibir, y si es posible, practicar la Sustentabilidad Individual.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, “el tiempo de pantalla para niños menores de 2 años es más del doble desde 1997. Pese a que ello evidencia una enorme gravedad por las consecuencias que tendrán ese tipo de hábitos en los niños durante su etapa adulta, el Real Colegio de Pediatría y Salud Infantil de la Gran Bretaña, asegura que “existe poca evidencia de que el tiempo frente a la pantalla sea dañino para los niños”.

Pero las consecuencias son claras: estamos formando personas dramáticamente sedentarias, que se traducirá en un deterioro mayor para la naturaleza y nuestro planeta. Porque al ser más sedentario se consume mayor electricidad y más productos derivados del petróleo. Así que las emisiones de gases efecto invernadero a la atmósfera se incrementarán aún más.

De hecho eso ha sucedido en los últimos 50 años. Veamos, los padres de esos niños durante su niñez, allá por la década de los sesenta y setenta, no conocían más que una pantalla: la televisión de la sala de la casa que era para el uso de toda la familia. Canales de televisión había cinco máximo en la mayoría de los países – tal vez diez en EUA. Los niños salían a jugar a la calle, al parque, iban a centros deportivos de la colonia o a particulares; no eran transportados en camionetotas gastalonas de gasolina.

Tampoco se conocían los tablets para bebés, las laptops de juegos infantiles, ni los videojuegos para niños o adolescentes. No habían teléfonos celulares ni mucho menos una computadora por persona. El consumo de electricidad era básicamente para unos cuantos focos y para el refrigerador de la casa. Y la gasolina para el carro de la mamá y del papá. Nada más.

Hoy nuestra vida moderna muestra tres grandes flagelos: la vida sedentaria entre nosotros, el alto consumo de energía por persona y la actitud de indiferencia por cambiar.

No siendo suficiente todo ello, nos estamos haciendo esclavos de un sistema mercenario depredatorio que nos ve como números dentro de una masa manipulable de consumidores irracionales.

Parece que los adultos no harán nada por cambiar. Así que la mejor vía para ser efectivos será recurrir a los jóvenes. Quienes pueden convertirse en un ejemplo, en líderes de sustentabilidad a través de su forma de pensar y de sus acciones.

Los niños tardarán en crecer y los adultos no harán mucho al respecto. Mientras que el planeta se seguirá deteriorando, cuando los próximos diez años serán cruciales.

“Casi todas las cosas buenas nacen de una actitud de aprecio por lo demás.”

- Dalai Lama –


#LFMOpinion
#Sustentabilidad
#Individualidad
#VidaSedentaria
#SalvemosAlMundo
#PonDeTuParte

ARTICULOS RELACIONADOS

APOSTILLA

Hoy nuestra vida moderna muestra tres grandes flagelos: la vida sedentaria entre nosotros, el alto consumo de energía por persona y la actitud de indiferencia por cambiar.

TITULARES

LO MÁS DESTACADO

FACEBOOK

TWITTER

Todos los derechos reservados por LFMOpinión Copyright © 2019 | Powered by CSI Cyberside Soluciones Integrales - México