CSI Cyberside Soluciones Integrales

+CONCIENCIA+

Paradigma y error

Foto: lfmopinion.com


Aprender a cuestionar

Es importante enseñar en las aulas que más allá de la verificación científica o de la coherencia lógica de una teoría, existen errores en estos modelos de referencia conceptual que nos sirve de marco para el conocimiento y comprensión del mundo en el que vivimos.

El concepto de paradigma tiene varias interpretaciones y tal vez la más conocida es la que que esparció Thomas Khun en su famoso libro de la Estructura de las Revoluciones Científicas (1962), donde nos mostró que un paradigma es el conjunto de conocimientos aceptados y reconocidos por una comunidad de científicos que se plasman en los libros de texto y difunden como un modelo a enseñar en las universidades.

Al cuestionarse un paradigma y encontrar errores y falta de evidencias o, incluso, nuevas pruebas, se inicia una revolución científica que da pie al nacimiento de un nuevo paradigma.

Edgar Morin en su propuesta de los siete saberes para la educación al futuro (1999), nos hizo ver la importancia que sepamos identificar "la selección de las ideas que están integradas en el discurso o en la teoría o que son apartadas o rechazadas". Lo que implica estar atentos y conscientes que tras de la lógica de una teoría o modelo científico, está en forma invisible, una lógica que selecciona lo que es pertinente y conveniente para mantener su predominio. Lo que permite incluir o excluir sólo lo que fortalece al paradigma.

Los paradigmas entonces suelen ser los que le dan validez y universalidad a la lógica que ha elegido y de esa manera le da sustento a los discursos y a las teorías que controla desde su reinado. Y así recurre al rechazo de lo que no se encuentra en su modelo y solo acepta lo que entra dentro de su conceptualización.

"Los individuos conocen, piensan y actúan según los paradigmas inscritos culturalmente en ellos", señala Morin. El problema es que su desempeño en la trasmisión del conocimiento "es subterráneo y soberano en cualquier teoría, doctrina o ideología. El paradigma es inconsciente pero irriga el pensamiento consciente, lo controla y, en ese sentido, es también subconsciente".

La educación tiene como tarea también hacernos conscientes de esos paradigmas y habilitar nuestra mente para identificar la lógica que los sustenta y poder desmontar los posibles errores e incoherencias de sus postulados y axiomas. De lo contrario, un paradigma, en vez de conducirnos por el camino de la verdad y de la certeza, nos puede llevar a cegarla y ocultarla. "Es en su seno donde se encuentra escondido el problema clave del juego de la verdad y del error", afirma Morin.

Un alumno pensante, crítico, que aprende el análisis equilibrado y metódico de aquello que le enseña su maestro o un libro de texto, llegará mucho más lejos que uno que se deja conducir por el dominio de un paradigma al que obedeció y nunca cuestionó.

La historia y las ideologías políticas, como otras ciencias, son parte de ciertos paradigmas que requieren un cuidadoso análisis para no sucumbir ante ellos sin ni siquiera cuestionar su lógica y verificar sus discursos.



#LFMOpinion
#+Conciencia
#Paradigma
#Educacion
#Critica





ARTICULOS RELACIONADOS

APOSTILLA

Sus inmoderados brincos en ese suelo parejo dieron ocasión a que sus opositores armaran el coro fácil.

TITULARES

LO MÁS DESTACADO

FACEBOOK

TWITTER

Todos los derechos reservados por LFMOpinión Copyright © 2019 | Powered by CSI Cyberside Soluciones Integrales - México