CSI Cyberside Soluciones Integrales

PROHIBIDO PROHIBIR

Tercer informe de gobierno o cuando la mala leche también hierve

Foto: lfmopinion.com


Hay tiempo para sumar.

Dicen los que saben que a veces Dios rompe el cuerpo para salvar el alma. Y a veces se llena el Jordán de tanto llanto… antes de poderse regar la cosecha.

Así es, como si tuviéramos que cargar nuestros pecados en la espalda y el peso nos hundiera más y más. La corriente nos llevará a distintos márgenes del Río, frente a frente, sin tocarnos.

Así, los que perdieron siguen llorando. No hay tregua que valga. Dos Méxicos irreconciliables y muchos Méxicos diferentes.

Para ellos nada está bien. Se crítica todo y la maquinaria en la mayor parte de los medios tradicionales de comunicación, periodistas y pseudoperiodistas, que perdieron ingresos y poder, se aceita para denostar sin límite y separar, exhibir, romper y regar leche podrida, para aumentar el escándalo y las potenciales ganancias.

Las afrentas son enormes porque se acabaron los negocios privados con recursos públicos. Recuerdan con nostalgia su código de conducta: quien no transa no avanza.

De lengua me como un plato: todos son iguales, todo sigue igual, dicen con insistencia de mejor causa. Se cubren los ojos, se niegan a ver. Solo escuchan sus monótonas palabras en el horizonte del fracaso esperado. Se los dije, salivan, se saborean,

En efecto, somos de memoria corta: ¿es igual un presidente honrado que los anteriores sinvergüenzas de bien comprobada actitud facinerosa?

Se quiere beneficiar al pueblo, sustantivo peyorativo desde siempre. No somos pueblo se definen, sino gente decente, como en el Porfiriato: la canalla son los otros.

A pesar del beneficio de los programas sociales generalizados, sólo somos pueblo cuando nos conviene.

Las exageradas mentiras se usan sin límite. Se escriben textos y se vocifera en noticieros donde la prepotencia permea y se sostienen denuestos sin prueba alguna, sólo abunda el coraje y el desprecio clasista. Son las críticas raciales, que porque no habla de corrido y no termina las palabras como ellos, los de universidades privadas. Que por tardar tanto tiempo en recibirse no sabe lo que ellos y ello es una muestra inequívoca de incompetencia. Que porque sus datos son incomprobables, irrebatibles y en verdad no hay crecimiento, ni inversión privada. Que porque no sale del país y no habla inglés. Que dice mentiras, con otros datos.

En realidad, fue el Primer Informe de Gobierno apenas, después de nueve meses en el poder, pero al famoso Peje le gusta jugar y reírse de lo intrascendente, lo que a sus rivales indigna, les genera incomodidad y desesperación por la seriedad de la insolencia. Es como si en verdad les dijera: ¡al carajo! O, como ahora se escribe en redes: ALV. Este es el Tercero.

Las críticas son las reiteradas desde el principio:

La cancelación del aeropuerto de Texcoco, y la consecuente explicación inaceptable por obvia: nunca fue viable, se inunda, es una aspiradora en cuanto a gasto en presupuestos públicos limitados. Y como se sabe, es puro negocio de abusivos mercachifles con influencia.

El avión presidencial no se ha vendido y día a día se deteriora y paga renta.

Ha habido desabasto de medicinas y equipo. En efecto, ello es imperdonable.

Se ha afectado a los becarios del Conacyt, aunque ahora son mucho más.

Las estancias infantiles se cancelaron por el creciente número de niños inventados. Son los abusos de siempre.
Más el recuerdo de la quemazón de ABC en asignación directa a parientes panistas

Progresa y el seguro popular desaparecieron, más serán substituidos por mecanismos mejores de asignación directa, o eso se pretende.

Ya no hay condonación de pago de impuestos a ricos y muy ricos, con el consecuente ahorro para el erario y beneficio al pueblo. Y eso también critican.

Las ayudas y programas sociales son directos, se afectaron a grupos de presión y organizaciones no gubernamentales, y sus ingresos.

Nada quieren saber de Santa Lucía. Ni de Dos Bocas. Ni del Tren Maya; que, sin embargo, se mueven.

Se recupera Pemex y mejoran sus condiciones. Se consiguieron ahorros con mejores cláusulas de transporte de gas y hasta el ingeniero Slim ayudó y aplaudió. Anatema, ahora también es criticado el antes ejemplar de los más ricos del mundo.

Se acabó la pompa y circunstancia del ceremonial del estado mayor presidencial y Los Pinos como fortaleza del poder, ahora se puede visitar por todos.

Se acabaron las pensiones millonarias para expresidente y sus familias y se limitaron los ingresos de servidores públicos.

Que bien que a quien menos tiene, como los grupos indígenas, por fin se apoye, pero también a los demás como se hace ya.

Se aumentó el salario mínimo y se redujo el IVA en las fronteras.

El malinchismo de siempre promueve opiniones críticas en español de periódicos extranjeros como por ejemplo el NYTimes de gran difusión en redes, donde se destila la prepotencia, en este caso de un joven argentino, que sin ton ni son pondera: “la 4T no está transformando lo que debía, ni las brechas económicas(sic), ni la política de caciques de México… Hoy su cacareada 4T es un fiasco.” Y eso es así, sólo porque este pelmazo lo dice y medio escribe español, “entre Phoenix y Barcelona”. Y su palabra es la ley, para alborozo de los antiPeje en redes.

Ni que decir que el país se recibió propiamente entre cascajo y muchas ruinas.

Ni un comentario les merece lo importante del combate a la corrupción, la reducción de la pobreza y la iniciada, aunque aún ineficaz, reducción de la violencia y la inseguridad con la construcción de la Guardia Nacional con alrededor de 59 mil elementos y creciendo.

Es cierto, no ha tenido éxito la cacareada contención de la violencia y la reducción de la inseguridad. Vale la pena esperar un tiempo razonable y seguir luchando, creando empleos, una mejor y mayor educación y castigo a todo ilícito cometido, desde una infracción de tránsito, un robo, un fraude, hasta homicidios, narcotráfico y demás.

Sin embargo, se ha tenido notable éxito en el combate contra el huachicol de toda índole. Sin embargo, nada es suficiente ni se reconoce éxito alguno. La estrategia es el odio. Siguen robando gritan, aunque sólo sea un mínimo por ciento en comparación con diciembre.

También es cierto que el desgaste de las mañaneras se asume. Son monótonas, repetitivas y muchas veces él sólo carga en la espalda el drama, mientras el resto de la mayoría del gabinete, como que adormecido, parece nunca querer despertar.

Habrá que subrayar su enorme capacidad de trabajo y la voluntad por construir un mejor país, Más justo, menos diferenciado en términos de nuestra vergonzosa desigual distribución del ingreso y la riqueza. Sin crecimiento de deuda y gastos superfluos, con desarrollo económico.

La política migratoria de contención es muy criticable y en exacto sentido contraria a la mejor tradición de nuestra historia. Aunque parece que se ha enfrentado el mayor mal con el menor costo posible.

Lozoya sigue de huida y falta por declarar al novio de Tania y demás secuaces. Están pendientes Odebrecht y otras obras encarecidas por cobro de comisiones.

Falta mucho por hacer, pero empezar ya es mejor que seguir soportando la mediocridad y los latrocinios de los anteriores.

En tanto, el país supura llagas de incapacidad también en los otros poderes Legislativo y Judicial y algunos gobernadores y presidentes municipales jalan por la libre, haciendo tradicionales negocios. Roma no se hizo en un día, ni se ganó Zamora en una hora, ni veré a las Chivas campeonas en este siglo.

Es cierto, lo sabemos por nuestra historia: “el triunfo de la reacción es moralmente imposible” por más pataleo que sigan haciendo.

La 4T va y va en serio, aunque el costo sea alto, muy alto y se tenga que pagar. Se trata ni más ni menos de salvar al país, de cambiarlo y rescatarlo como en las tres grandes transformaciones anteriores: la Independencia, la Reforma y la Revolución.

Ojalá el parto de los montes no sea sólo un ratón. Faltan 5 años y meses. Hay tiempo para sumar.




#LFMOpinion
#ProhibidoProhibir
#Informe
#4T
#Conservadores



ARTICULOS RELACIONADOS

APOSTILLA

La 4T va y va en serio, aunque el costo sea alto, muy alto y se tenga que pagar. Se trata ni más ni menos de salvar al país, de cambiarlo y rescatarlo como en las tres grandes transformaciones anteriores: la Independencia, la Reforma y la Revolución.

TITULARES

LO MÁS DESTACADO

FACEBOOK

TWITTER

Todos los derechos reservados por LFMOpinión Copyright © 2019 | Powered by CSI Cyberside Soluciones Integrales - México