CSI Cyberside Soluciones Integrales

+CONCIENCIA+

El hombre culto

Foto: lfmopinión.com


La verdadera riqueza

Que las nuevas generaciones sepan valorar la riqueza del conocimiento y la sabiduría, mucho más allá que la riqueza material.

La sublime inspiración por cultivar la mente, sea una exquisita motivación para levantarse día a día, en vez de solo estar pensando en adquirir bienes materiales y soñar con llegar a ser ricos, sin también aspirar a ser cultos.

Es tan común como lamentable toparse con gente que ha sido muy "exitosa" económicamente; pero que carecen de una verdadera cultura, porque su vida la han dedicado a acumular bienes materiales, y dejaron a un lado la adquisición de los conocimientos que enaltecen al ser humano y lo hacen alcanzar los elevados niveles del arte, las ciencia, las buenas costumbres y gozar la diversidad cultural de éste maravilloso planeta.

Los estudiantes de hoy, deben saber cuán importante es vivir bien y con una elevada calidad de vida, al conjugar inteligentemente los bienes materiales con los bienes culturales.

Así como en un rico, es importante que también sea un millonario en el saber, y tampoco queremos que un hombre culto padezca de las carencias económicas necesarias para vivir.

Es un verdadero gusto conocer personas que han alcanzado un buen nivel de vida a base de su ingenio y trabajo, al mismo tiempo que que han logrado cultivar su mente con algún conocimiento que los haga distinguirse y mostrar que no han dejado su mente vacía.

El conocimiento básico recibido en la escuela no es suficiente, se requiere del que brota de la iniciativa personal para continuar desarrollando temas en torno a las ciencias, a las artes, a la historia y sobre todo al encantador conocimiento de la filosofía y la moral, de tal manera que pueda ser una persona ejemplar, en el arte de vivir la vida con un delicado equilibrio entre los logros económicos y los éxitos intelectuales.

El ideal del hombre justo, que a su vez adquiera prestigio como hombre de negocios, sin explotar y abusar de sus empleados, clientes y proveedores. Como también construye un bienestar para su familia y comunidad, mostrando elevados gestos de honestidad y comprensión del cuidado del planeta y de los grupos más vulnerables. En fin, un hombre rico pero que gracias a su cultura, alcanza a vencer su egoísmo, para incursionar en la sensible tarea de ser altruista y benefactor.

De nada sirve acumular riquezas y acabar como un hombre codicioso y avaro, en vez de acumular conocimientos que lo eleven a rangos más elevados en la escala de la inteligencia y la cultura.

El hombre que cultiva su mente y sabiduría, llega muchos más lejos que aquel que tan solo ha hecho fortuna. La primera te conduce a la vida espiritual, mucho más allá de la corta visión material; mientras que la segunda te esclaviza y amarra al apego a todo lo que irremediablemente se va a quedar aquí el día de su muerte.
La educación del futuro debe hacer más énfasis en la trascendencia de que los estudios no solo tienen como fin una exitosa vida profesional. Sino que el aula de clases y la vida misma son el ambiente más adecuado para aumentar el número de hombres inteligentes y cultos que viven en armonía, promoviendo la justicia y la paz. Es mayor logro una persona plena de cultura, que un millonario ignorante.


#LFMOpinion
#+Conciencia
#Riqueza
#Cultura
#Educacion
#Vida

ARTICULOS RELACIONADOS

APOSTILLA

Así como en un rico, es importante que también sea un millonario en el saber, y tampoco queremos que un hombre culto padezca de las carencias económicas necesarias para vivir.

TITULARES

LO MÁS DESTACADO

FACEBOOK

TWITTER

Todos los derechos reservados por LFMOpinión Copyright © 2019 | Powered by CSI Cyberside Soluciones Integrales - México