Francisco  Cirigo

Francisco Cirigo

368 Posts

En su novela Rayuela, Julio Cortázar realiza varios análisis sobre la soledad, exponiéndola como una condición perpetua, absolutamente fatal. Dice que incluso rodeándonos de multitudes estamos “solos entre los demás”, como los árboles, cuyos troncos crecen paralelos a los de otros árboles. Lo único que tienen para tocarse son las ramas, prueba inequívoca de la superficialidad de sus relaciones. Las personas somos como árboles y nuestras relaciones son ramas, a veces frondosas y frescas, a veces secas y escalofriantes, pero siempre superficiales. Nuestros troncos son islas sin náufragos posibles.

Sigueme en:
Keith Emerson: entre lo sublime y el exceso
RAÍCES DE MANGLAR

Keith Emerson: entre lo sublime y el exceso

Pocos músicos pueden jactarse de un sonido propio y todavía menos por ser estandartes de un género. Ahí radica la importancia del...

Gloria en Culiacán
RAÍCES DE MANGLAR

Gloria en Culiacán

Busca entre un montón de ropa sucia una chamarra y sale. Hace mucho calor, pero se la pone por la costumbre de tapar sus brazos por...

Roger Waters: activismo en el jet set
RAÍCES DE MANGLAR

Roger Waters: activismo en el jet set

El panfleto politizado que Roger Waters arrojó el 1 de octubre de 2016 en la Ciudad de México fue objeto de escrutinio público. Sus...

Epitafio: la densidad excelsa de Greg Lake
RAÍCES DE MANGLAR

Epitafio: la densidad excelsa de Greg Lake

“La confusión será mi epitafio mientras me arrastro por un sendero torcido y roto. Si lo logramos podremos sentarnos y reír, pero...

Take this badge off of me: disertación sobre el Nobel de Dylan
RAÍCES DE MANGLAR

Take this badge off of me: disertación sobre el Nobel de Dylan

“Mi amor habla como el silencio, sin ideales ni violencia”

Love...

Bruce Springsteen: la maldición del camino y el desencuentro
RAÍCES DE MANGLAR

Bruce Springsteen: la maldición del camino y el desencuentro

Es difícil saber qué pasaba por el cuerpo y el alma de Bruce Springsteen cuando escribió "Thunder Road", canción descriptiva hasta...

Triste niño gris
RAÍCES DE MANGLAR

Triste niño gris

Se fue. Abrió siete veces su hocico hiperventilado, buscando cachar un poco de aire. Fue inútil. Los ojos se le botaron y en un...

Crucigramas
RAÍCES DE MANGLAR

Crucigramas

La gente somos crucigramas. No, no la gente. Las relaciones son crucigramas. Las personas seríamos más bien palabras. Palabras...

Otra revisitación a la carretera 61
RAÍCES DE MANGLAR

Otra revisitación a la carretera 61

El paradigma yace roto, desvirtuado. Hizo falta una guitarra eléctrica y una banda de blueseros para faltarle al respeto a un público...

Estos hombres
RAÍCES DE MANGLAR

Estos hombres

He visto andar a esos viejos torvos. Los he observado acomodarse la camisa y limpiarse la boca con las mangas. Los he visto acercar...