Luis Farias Mackey

Luis Farias Mackey

798 Posts

Ser o no ser, preguntó Hamlet. ¿Soy éste que soy?, preguntó Quetzalcóatl. La primera es una opción binaria: se es o no se es. La segunda es la trama de la vida misma: ser lo que se es. Mejor dicho, descubrir lo que se es, porque vivir es hurgar en el cielo y en las entrañas, en los otros -de afuera y de adentro-, del pasado y del presente, de la realidad y la fantasía, de la luz y de las sombras. Siempre somos un bosquejo. Nada más paradójico: el día que podemos decir qué somos en definitiva, es que ya no somos. Nuestra vida es una obra terminada, cuando cesa. Así que soy un siendo y un haciéndome. Una búsqueda. Una pregunta al viento.

Sigueme en:
Ya no hay urbis, todo es orbe
PARRESHÍA

Ya no hay urbis, todo es orbe

Hay algo que ni Trump ni López Obrador, están considerando: la globalidad. La globalización es un hecho. Nos puede o no gustar,...

Autodescalabro sargacero
PARRESHÍA

Autodescalabro sargacero

"Parajodas" de la 4T, el Presidente va a Quintana Roo a anunciar y entregar un apoyo especial para combatir el sargazo, involucra su...

Reforma y democracia
PARRESHÍA

Reforma y democracia

En México estamos inmersos en reformas políticas y electorales desde 1977. Las ha habido trascendentales y pírricas; necesarias y...

Asambleas y concentraciones
PARRESHÍA

Asambleas y concentraciones

“Y en el principio fue le verbo”, dice la biblia. Génesis aparte, el verbo siempre está en el principio. Lo primero es nombrar,...

De negociaciones y cacahuates
PARRESHÍA

De negociaciones y cacahuates

Los humores de la política suelen ser más que sarcásticos; mire usted que festejar en Tijuana la pastilla de clorato llamada acuerdo...

Carrera contra el destino manifiesto
PARRESHÍA

Carrera contra el destino manifiesto

Siendo joven escuché muchas veces que Díaz Ordaz había dado al PRI 30 años más de vida con su actuar en 1968. Dos cosas siempre me...

Incertidumbre y credibilidad
PARRESHÍA

Incertidumbre y credibilidad

“Se puede engañar a todo el mundo algún tiempo… se puede engañar a algunos todo...

El brillo del poder
PARRESHÍA

El brillo del poder

Al Duque de Turín su esposa, Theodeline, regaló en 594 una corona de hierro recubierta con hoja de oro, de suerte de recordarle las...

La maldita realidad
PARRESHÍA

La maldita realidad

En el viejo PRI, mi padre me contaba de un Secretario de Estado que le renunció a un Presidente arguyendo que solo hay dos razones...

Angustia de poder
PARRESHÍA

Angustia de poder

Entre los comportamientos de los hombres de poder destaca la propensión a acaparar la palabra y pontificar sobre cualquier tema a la...