Francisco  Cirigo

Francisco Cirigo

364 Posts

En su novela Rayuela, Julio Cortázar realiza varios análisis sobre la soledad, exponiéndola como una condición perpetua, absolutamente fatal. Dice que incluso rodeándonos de multitudes estamos “solos entre los demás”, como los árboles, cuyos troncos crecen paralelos a los de otros árboles. Lo único que tienen para tocarse son las ramas, prueba inequívoca de la superficialidad de sus relaciones. Las personas somos como árboles y nuestras relaciones son ramas, a veces frondosas y frescas, a veces secas y escalofriantes, pero siempre superficiales. Nuestros troncos son islas sin náufragos posibles.

Sigueme en:
El poder de la imagen
RAÍCES DE MANGLAR

El poder de la imagen

“Nuestra era prefiere la imagen a la cosa, la copia al original, le representación a la realidad, la apariencia al ser”, decía el...

Diario de un intolerante
RAÍCES DE MANGLAR

Diario de un intolerante

¡Vaya mundo de locos el que nos ha tocado vivir! La nuestra es una sociedad donde la pérdida de valores ha favorecido un estilo de...

Nezahualpilli
RAÍCES DE MANGLAR

Nezahualpilli

Yo ya había visto cómo languidecía, cómo abría y cerraba su boca de pez —¡Qué onda...

Temporada de Brendas
RAÍCES DE MANGLAR

Temporada de Brendas

Cómo pueden dos criaturas tan disímiles compartir las mismas dos sílabas esbeltas, el mismo par cuyo sonido es como abrir y cerrar...

El deseo programado
RAÍCES DE MANGLAR

El deseo programado

¿Qué define el deseo? ¿Es algo que yace intrínseco en nosotros y que nos obliga a satisfacerlo a toda costa? ¿Puede el deseo ser...

El dilema de la libertad: incongruencia de la sociedad disciplinaria
RAÍCES DE MANGLAR

El dilema de la libertad: incongruencia de la sociedad disciplinaria

El reloj ha sido siempre la perfecta metáfora de la disciplina. Lo que pasa cuando alguno de sus engranes se rompe es similar a lo que...

Cine es
RAÍCES DE MANGLAR

Cine es

El cine es más abierto que la televisión en cuanto a contenido, es más plural. A través del cine se logra la trascendencia, se...

Imperio de basura
RAÍCES DE MANGLAR

Imperio de basura

El olor a muerte cala en la garganta, pero no parece importarles mientras rebanan las piernas del caballo. Tampoco les importa de qué...

La Cata (II)
RAÍCES DE MANGLAR

La Cata (II)

Llegó tarde la lástima. Para los vecinos hacía tiempo que Doña Catalina Gómez había perdido su condición de ser humano. En ese...

Chupada cáscara
RAÍCES DE MANGLAR

Chupada cáscara

“¿Que por qué lo traigo? Pues para que interceda por mi niño”, me dice mi tío Gustavo con la voz cortada, mientras salimos de...