Francisco  Cirigo

Francisco Cirigo

366 Posts

En su novela Rayuela, Julio Cortázar realiza varios análisis sobre la soledad, exponiéndola como una condición perpetua, absolutamente fatal. Dice que incluso rodeándonos de multitudes estamos “solos entre los demás”, como los árboles, cuyos troncos crecen paralelos a los de otros árboles. Lo único que tienen para tocarse son las ramas, prueba inequívoca de la superficialidad de sus relaciones. Las personas somos como árboles y nuestras relaciones son ramas, a veces frondosas y frescas, a veces secas y escalofriantes, pero siempre superficiales. Nuestros troncos son islas sin náufragos posibles.

Sigueme en:
Boceto de un Lennon improbable
RAÍCES DE MANGLAR

Boceto de un Lennon improbable

A 38 años de la muerte de John Lennon poco o nada queda para discutir. Claro, podría caer en la tentación facilista y hablar sobre...

El vértigo y el calor
RAÍCES DE MANGLAR

El vértigo y el calor

Toma a su esposa entre los brazos y con un movimiento engañosamente lento, sin levantar la mirada hacia toda la gente que los observa,...

Orfandad de los árboles
RAÍCES DE MANGLAR

Orfandad de los árboles

En su novela Rayuela, Julio Cortázar realiza varios análisis sobre la soledad, exponiéndola como una condición perpetua,...

El exorcismo
RAÍCES DE MANGLAR

El exorcismo

Miro por la ventana, expectante. Me recargo en la pared y se me embarra la chamarra. Siempre me ensucio cuando vengo a esta casa. Si no...

El ballet de las masas
RAÍCES DE MANGLAR

El ballet de las masas

Freddie Mercury no creía en la buena suerte o en el zodiaco; creía en la constancia y en el talento trabajado. Siempre fue consciente...

Apatía
RAÍCES DE MANGLAR

Apatía

Se ha terminado por morir el otro periquito. Lo recogí hoy, después de despertarme. Tenía abierto el ojo que le quedaba y su cabeza...

El Palillo
RAÍCES DE MANGLAR

El Palillo

“¡No mames no mames!”, grita antes de caer. La contundencia del golpe es como un estallido que se contrae, que atrapa al eco. El...

Nunca te vayas
RAÍCES DE MANGLAR

Nunca te vayas

—Debe estar muy preocupada —, dice la otra Diana, rascándose el mentón. —Supongo —le respondo y doy un trago al agua para...

Ese sopor
RAÍCES DE MANGLAR

Ese sopor

Julio se arrastra por una calle aledaña al mercado de La Merced. No se puede levantar, y aunque la tierra no se estuviese sacudiendo,...

Morphine: la profunda voz del dolor
RAÍCES DE MANGLAR

Morphine: la profunda voz del dolor

Las luces del ritual caían sobre su figura de cavernícola bohemio provocando un sudor espeso que escurría por su frente. Su...