CSI Cyberside Soluciones Integrales

PROHIBIDO PROHIBIR

 La ignorancia y las vísceras

Foto: lfmopinion.com


La unidad sin remedio.

En Prohibido Prohibir del 6 de junio (Utopía y surrealismo), escribí que los mexicanos unidos enfrentaríamos con mejor éxito los nuevos desafíos trumpistas. Es cierto, lo prioritario siempre es salvar a la Patria frente a reiteradas y nuevas agresiones. Mi optimismo me llevó a afirmar que poniendo diferencias aparte a todos los mexicanos juntos, haciendo un frente común, cualquier mentecato nos haría los mandados. Me equivoqué.

He criticado reiteradamente la mala leche de columnistas y periodistas que han hecho de su profesión un ejercicio de manipulación informativa, que tanto daño ha hecho a México, y hoy que ya no se les unta la mano, escriben con las vísceras descalificando todo lo de Morena y específicamente todo lo que dice y hace el famoso Peje, en apenas 6 meses (por cumplirse) de gobierno.

Tengo un conocido a quien recordaba con respeto que me borró de sus contactos por criticar un par de textos, a mi parecer muy malos e indignamente tendenciosos, de sus amigos incondicionales antipeje, intelectuales que más allá de todo lo terrenal, con voz engolada y pluma visceral, mandan mensajes con absoluta certeza que ellos son la única verdad universal y la ignorancia e imbecilidad está en todos los demás, empezando por los miembros de la 4T, a quienes por definición consideran ignorantes.

Forman capillas y capillitas de elogios mutuos. Me lees y te leo. Y a los famosos consagrados está prohibido tocarlos ni con el pétalo de una rosa. Anatema.

Así, contestaron con insultos y a mi contrarréplica con el desprecio de la expulsión.

Sé de críticos institucionales agrupados en Mexicanos Primero, Mexicanos contra la Corrupción y la Coparmex por ejemplo, que han constituido con mucho dinero redes de oposición, expertos en la promoción de demandas y litigios, opiniones unificadas y extensa participación social en los medios para divulgar su credo e influir y obstaculizar al nuevo régimen, principalmente porque va en contra de sus intereses ideológicos, económicos y de identidad o pertenencia. A pesar de algunas de sus nobles intenciones, incluso, en la promoción del crecimiento, por ejemplo, la crítica se basa en la estrategia, en cómo hacer los negocios prioritarios y obtener la mayor tasa de ganancia posible, en la forma de apoyar la educación con valores de su interés, los derechos humanos, los derechos de la mujer. Siempre en contra de proyectos icónicos de Morena: el aeropuerto de Santa Lucía, el tren maya, la refinería de Dos Bocas, la siembra de maderables, la Guardia Nacional, la desaparición de estancias infantiles en su formato ABC, el desabasto y ordenación del mercado oligopólico en el sector salud, el menor apoyo al sector cultural y al Conacyt… la pérdida de empleos burocráticos de mandos altos y directivos. Para ellos todo está mal y, en efecto… en parte tienen razón.

En la medida que no disminuya la violencia, la pobreza y el combate contra la corrupción se exprese también en juicios a los presuntos culpables y recuperación de lo robado, la llamada austeridad franciscana no estará suficientemente justificada, no sólo por razones éticas y legales, sino por el alto costo social que implica. Me explico: que bien poner orden en la compra consolidada de medicinas y equipo, que mal que algunos enfermos enfermaron más por escasez de medicinas, equipo y atención.

He leído críticas, algunas incluso desde el extranjero, que no dan posibilidades de éxito a la 4T y apuestan a la debacle nacional, más aún con las descalificaciones recientes de Moody’s y Fitch, que se especializan en analizar los riesgos en inversiones y deuda. Su influencia es considerable porque, de acuerdo con sus criterios, fomentan o impactan un menor ritmo de crecimiento económico, las nuevas inversiones y creación de empleos. Esto es: la viabilidad y niveles de éxito de las empresas y países en el competido mercado internacional. Así, por ejemplo, en la medida en que los bonos de Pemex bajan a nivel chatarra, tendrán menor demanda, teóricamente serán más riesgosos y tendrán que pagar más para hacerlos atractivos. Las calificadoras han insistido, como muchos otros estudiosos y analistas, que es fundamental que la política económica del régimen sea consecuente entre lo que dice y lo que hace, ya que de ahí se deriva la importancia de la credibilidad sine qua non para apuntalar la multicitada estabilidad, aunque ello no debiera ser la única receta en un país con la inequitativa distribución del ingreso y la concentración de la riqueza que padece México, donde una minoría muy pequeña es dueña de todo y una mayoría creciente de nada.

A ello habrá que agregar la amenaza -on hold, de los nuevos aranceles del 5% y hasta el 25% a las exportaciones mexicanas hacía los EUA en un clima de agresiones y majaderías. Donde prevalece el twitt descarnado de un zafio “los mexicanos nos necesitan, nosotros no” y la ultima negociación en que se nos impone la responsabilidad de controlar la migración centroamericana y de otras naciones hacia los EUA desde nuestra frontera sur.

A pesar de que me parecen en general monótonas y a hora poco conveniente, participo a veces con algún comentario en las mañaneras de AMLO. Como se sabe yo voté por el famoso Peje, pero estoy perdiendo un tanto la esperanza y así lo he dicho. Aun considerando el corto tiempo de gobierno, menos de 6 meses, los resultados no son suficientes y se abusa del “mañana” cuando se requieren respuestas y decisiones importantes.

Pues bastó lo anterior para que recibiera contestaciones agresivas e insultos, curiosamente de la misma factura que cuando me referí a los críticos del Peje a quienes les reclamé su mala leche contra el régimen. El mismo malestar y enojo les causó a los seguidores incondicionales del Peje mi comentario en la mañanera, que a los de Nexos, mi llamada de atención.

He comprobado que los extremos de izquierda y derecha se tocan en el fanatismo y que lo que queda es reconocer que se hacen bolas sin juntarse, sin darse el permiso de aprender a escuchar. Por tanto, yo seguiré mi camino, a capella, seguiré criticando lo que a mi parecer es criticable de la 4T y aplaudiendo lo que así me parezca. Tengo derecho a ejercer mi libertad, también para disentir. Como Joaquín Sabina: “Bastante trabajo me ha costado cometer mis pecados como para malbaratarlos en arrepentimientos vanos”.


En verdad este país no parece tener remedio con respecto a la unidad. Es de ricos o pobres. De sabios o ignorantes, De encolerizados o serenos. De pecadores o virtuosos. De neoliberales conservadores o demócratas revolucionarios Hay muchos, muchos Méxicos diferentes, así que cada quien que haga de sus capa un sayo. Y haber como nos va con Mr Trump y su enajenación. Que cada quien jale la cobija para su lado y haber cuánto alcanza a taparse, yo quito mi hilo de en medio.

En suma, la derecha tiene razón. La izquierda tiene razón y yo también tengo razón. Todo muy mexicano. Y como parece que no se puede hacer más que lo aceptado y negociado con éxito, contra la pared, enviemos en armonía música de viento al insolente, a ver si le toca el corazón o un rayo lo parte.

Hace muchos años, cuando empezaba a manejar el Valiant de la abuela, la voz experta de mi primo mayor me dijo: “no te pases nunca un alto de día… y menos de noche”.

¿Estamos de acuerdo? ¿O tomamos cada quien nuestra pastilla? Escoja usted, ya que: Amlodiplina o Fanatiamlopina, ambas en abundancia en el mercado.





#LFMOpinion
#ProhibidoProhibir
#Deliberacion
#Ignorancia
#viceras
#Columnistas
#Antipejes
#Maniqueismo
#Polarizacion
#Unidad

ARTICULOS RELACIONADOS

  • 06/11/2019
    La ansiedad es inquietud, desasosiego, miedo, desazón, excitación e inseguridad. Se...
  • A las siete de la noche, los domingos, generalmente bañados y recién cenados, la...
  • 23/10/2019
    Improvisar es hacer algo sin haberlo preparado con anterioridad o suficientemente para...
  • La medalla de honor Belisario Domínguez, es el mayor reconocimiento, la más alta...

APOSTILLA

En verdad este país no parece tener remedio con respecto a la unidad. Es de ricos o pobres. De sabios o ignorantes, De encolerizados o serenos. De pecadores o virtuosos. De neoliberales conservadores o demócratas revolucionarios Hay muchos, muchos Méxicos diferentes, así que cada quien que haga de sus capa un sayo.

TITULARES

LO MÁS DESTACADO

FACEBOOK

TWITTER

Todos los derechos reservados por LFMOpinión Copyright © 2019 | Powered by CSI Cyberside Soluciones Integrales - México