LA NAVE VA

El remojo

El remojo

Foto Copyright: lfmopinion.com

El avance de la democracia ha sido imparable.

¿Es la represión policíaca el principal problema de la Ciudad de México? Pues según Claudia Sheinbaum, sí, tal como se colige luego de que en su remojo (así dicen en mi pueblo) señaló como su primer compromiso la supresión, ¡por fin!, del cuerpo de granaderos. Menos mal que Cueto y Mendiolea descansan en paz. A ese 68 del que la jefa Sheinbaum es hija, la Patria agradecida le debe que los mentados granaderos dejaran de ser el cuerpo represivo por excelencia porque desde entonces ninguno de los que la antecedieron en el gobierno capitalino echó mano a las granadas y toletes para reprimir luchas democráticas, ni siquiera don Halconso que para tal efecto usó, según se dijo, su propio cuerpo represivo… y lo pagó. El caso es que desde aquel mistificado 68, la represión dejó el escenario y el avance de la democracia ha sido imparable. Porque también el Ejército cumple cincuenta años de no intervenir en represiones a movimientos democráticos. Hay que reconocer, pues, que tales méritos corresponden en primer lugar a los que entonces lucharon contra la represión y luego a los seis que consecutivamente cumplieron el turno que el pueblo les concedió en la Presidencia de la República. Los actuales granaderos son indispensables para la seguridad pública capitalina, díganlo si no los asistentes a espectáculos multitudinarios, entre ellos la afición Puma que va al Estadio gozando de su protección. Pero más que esa ocurrencia, preocupan las expresiones paternalistas –por decir lo menos-- del presidente López sobre la nueva Jefa: “me quita un peso de encima” y “no voy a estar tan preocupado”, que nos retrotraen a cuando en el DF gobernaba un empleado del Presidente y no una mujer que, como ella misma lo asentó a plenitud, es la primera electa por el pueblo.




#LFMOpinion
#LaNaveVa
#Granaderos
#Represion
#Democracia
#Sheimbaum
#CDMX

Raúl  Moreno Wonchee

Raúl Moreno Wonchee

Sigueme en: