PROHIBIDO PROHIBIR

Sepulcros blanqueados

Sepulcros blanqueados

Foto Copyright: lfmopinion.com

Tiempo de zopilotes.

En Mateo 23:27:32, se lee “¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Que son como sepulcros blanqueados. Por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de podredumbre. Así también ustedes, por fuera dan la impresión de ser justos, pero por dentro están llenos de hipocresía y de maldad…”

Un sepulcro blanqueado, desde entonces es sinónimo de ocultamiento y corrupción.

Y viene muy a cuento en este tiempo de pandemia, fieles a la obtención máxima de ganancias, siempre buscan otra ventaja más, una oportunidad adicional, un mayor lucro en su beneficio en medio de la tragedia.

La cuestión se complica cuando es generalizado el tiempo de la inconformidad y la protesta.

Cuando nada parece aliviar el sufrimiento y se exacerban los odios y las diferencias entre mexicanos.

¿Porqué no podemos ir resolviendo unidos, un problema a la vez, lo más urgente primero, uno y luego el otro, en lugar de querer abarcar la totalidad y abrir tantos frentes de batalla que se dispersan las armas y los recursos se diseminan, como si no se conociera el inverso efecto multiplicador keynesiano, que posterga la obtención de buenos resultados esperados y se empina más la cuesta a escalar?

Tal vez por nuestros diferentes intereses y discriminatorias actitudes. La verdad es que, en nuestra vida independiente aún no hemos podido consolidar valores nacionales con los que estemos juntos de acuerdo. Los mitos siguen vigentes.

Primero salir de la pandemia. Es obvio, la salud es lo fundamental y mucho mejor con los menores costos posibles de infectados y fallecidos.

¿Porqué a diario se confirman carencias en los hospitales frente a crecientes necesidades?

Se sabe que existen los recursos y conocimientos suficientes para resolver esos déficit y, sin embargo, se repiten como disco rayado. ¿Qué tanto meten la mano para aplaudir el fracaso?

Acaso como el cuento de la cubeta rellena de cangrejos mexicanos, que cuando uno de ellos está subiendo con grandes esfuerzos rumbo a la libertad, los otro lo jalan hacia el fondo. Mientras la élite que subió por elevador en el borde superior aplaude y nos invita a comprar escaleras y demás, a rezar y a purificar el espíritu… ‘ya mero lo lograrás’. Un día de estos…

¿Por qué en la frontera norte de Tijuana a Matamoros, muchas maquinadoras no cierran sus puertas a pesar de la epidemia y sus empleados enfermos y fallecidos son sustituidos rápidamente por otros que eventualmente se infectarán y serán también sustituidos en un santiamén?

Por la dependencia con los vecinos del norte; a pesar del reforzamiento del muro, de la inmediata expulsión de migrantes, del cierre temporal de fronteras, las cadenas de producción tienen prioridad, nunca deben de parar, o marchar a su ritmo, al fin el ejército industrial de reserva se encuentra en sus marcas para trabajar. Como en Tiempos Modernos.

¿Porqué en México grandes empresas multinacionales no están al día con sus obligaciones fiscales? Se les exhorta a cumplir y se ríen sotto voce, mientras los ciudadanos las consentimos y les damos a ganar aún más. Como si su diferendo con las autoridades del SAT nos fuera ajeno, siendo que son impuestos no pagados, propiedad de todos.

En efecto, el fraude es contra el resto de los mexicanos. Y mientras, ellos pagan para que algunos ‘influencers’ los defiendan, con el cuento de que son imprescindibles para economía y sociedad.

Ellos presumen en el exterior que aquí obtienen mayores ganancias que en sus países de origen, generalmente con mayores precios y cobros exorbitantes de comisiones. Qué mensos los mexicanos, dicen, siempre se pelean entre ellos. Y a río revuelto… ¡qué delicia y qué confort!

¿Por qué la Guardia Nacional, el ejército, la marina, las distintas policías se notan poco en el combate al crimen y los buenos resultados parecen estar a años luz de lograrse?

Es público y notorio que el pasado mes de abril fue el más violento en la historia reciente del país. ¿Qué se está haciendo mal? ¿Cómo corregir?

Tal vez porque el mercado insaciable de nuestro vecino del norte cada vez demanda más y más drogas a cualquier precio, y las diferencias entre tener, por ejemplo, 80 pesos diarios y 800 o más, bien valen la pena, para muchos, el asumir los riesgos a cualquier precio.

Mientras tanto, periodistas y pseudoperiodistas, muchos medios de comunicación tradicionales o no, aprovechan para atizar el fuego en la hoguera de por sí con llamas crecidas. Como se sabe, nada les acomoda.

Estoy convencido que hay una especie de irremediable odio al modito de hablar, no sólo al contenido, a la estrategia y demás políticas por más bien intencionadas que sean, es la forma.

Y en política, como ya lo dijeron antes, la forma es fondo.

Y también, sin duda, como diría mi abuelo Arturo: “Quién nísperos come y bebe cerveza, espárragos chupa y besa a una vieja; ni come, ni bebe, ni chupa ni besa”.

Mientras tanto, la fatiga por la cuarentena, empieza a estremecer el ambiente, por más bien portados que seamos. Por más buena genética de la que el obnubilado presidente presuma.






#LFMOpinion
#ProhibidoProhibir
#SepulcrosBlanqueados
#Futuro
#Vida
#COVIT19
#Modito

Arturo Martinez Caceres

Arturo Martinez Caceres

Sigueme en: