PROHIBIDO PROHIBIR

La moda de las mentiras

La moda de las mentiras

Foto Copyright: lfmopinion.com

Normalidad

Dicen expertos de la conducta que, en circunstancias determinadas, mentimos a toda hora y a todo mundo…

Hoy en día el país está dividido y hay una franca oposición intransigente frente al régimen actual. La polarización es muestra de una sociedad de odio, afectada en su zona de confort e intereses de negocios.

El cinismo de los promotores de la violencia verbal en medios de comunicación sigue la máxima conocida: “Admirable… sólo cuando su opinión concuerda con la mía”.

Estos últimos días el ridículo ha sido de la Auditoría Superior de la Federación de la Cámara de Diputados.

Conocí al Auditor, David Colmenares Páramo, hace muchos años. Siempre inquieto, estudioso. Con una enorme ambición de escalador, a cualquier costo y a cualquier precio.

Creo que lo engañaron o la señalada condición le jugó una mala pasada. Tanta equivocación es muestra de incapacidad, o de perversa estrategia de consolidación futura. Tanto remar para ahogarse en la playa.

Incluso con el público, impostergable e inevitable autor reconocimiento de fallas en las metodologías utilizadas (sic), en las llamadas auditorías de desempeño… y en los aritméticos cálculos de daños.

Ahora bien, si la investigación conjunta le da mínima razón, le habrá salido bien la asonada y tendrá un horizonte de reconocimiento profesional… en la oposición.

Una especie más en el equipo de los arrepentidos de Rolando Cordera.

Muy diferente de la entonces Contaduría Mayor de Hacienda con Miguel Rico al frente.

La nueva Ley de Energía es otro tema donde la crítica debiera seguir la conocida expresión de Oscar Wilde: “Un hombre debe de ser muy cuidadoso en la elección de sus enemigos”.

Se trata de reparar el daño. De regresar al patrimonio nacional recursos mal habidos por el sector privado nacional y extranjero. Se trata en la 4T de recuperar la rectoría del Estado en cuanto a la producción y distribución de electricidad, en forma generalizada y sin abusos en los precios. Se persigue no aumentar precios a los usuarios y responder con acciones competitivas al panorama desolador de los ‘expertos’ mediáticos.

Comparativamente la crisis de energía en Texas sigue aún con altos costos en todos los órdenes y expedición de recibos de cobros por miles de dólares a los consumidores.

En tanto, en México, aún con las llaves cerradas de la importación de gas estadounidense, se arregló la demanda extraordinaria de energía en unos cuantos días y terminó la escasez, o cuando menos la emergencia.

En la nueva Ley se privilegia la energía eléctrica que produce el Estado y eventualmente se podrían revisar contratos privados obtenidos mediante probables fraudes o pago de comisiones, principalmente en las administraciones de Calderón y Peña.

Además, se trata de evitar las altas ganancias de los privados en gran parte por los subsidios federales otorgados.

La suma de críticas mayoritarias contra la nueva Ley se basa en la utilización de energías contaminantes frente a las limpias.

¿Qué hacemos con el combustóleo? ¿Lo tiramos al mar, lo almacenamos? ¿Lo exportamos?

¿O lo usamos de la mejor manera posible, con racionalidad y economía en plantas de la CFE que pueden generar electricidad, a pasear de los inconvenientes de contaminación?

¿Por qué la CFE debe de estar al final de la cola en el despacho para distribuir la energía generada, por qué se da prioridad a las productoras privadas nacionales y extranjeras?

También la CFE produce y puede producir energías limpias. Aún después de décadas apostándose a su destrucción.

La crítica sobre la inconstitucionalidad de la nueva Ley es digna de Brozo y Loretito. Una vez que sea votada y aprobada por las instancias correspondientes, esa mentirijilla se diluirá en los archivos muertos de la inconsistencia.

Y tampoco la nueva Ley contradice el nuevo tratado México-Estados Unidos-Canadá, como algunos insisten en maldecir.

El plan de energía, incluyendo la difícil salvación de Pemex, significa eliminar importaciones y dependencia externa en gasolinas, diésel y gas.

A la nueva Ley se oponen principales empresas privadas extranjeras con ventajas contractuales producto de posibles arreglos en lo oscurito con los poderosos ahorristas de Andorra y otras zonas libres donde, además, no se pagan impuestos.

La verdad entre tanta falsedad, es que los precios para el consumidor no han aumentado significativamente. No como antes, gasolinazos incluidos.

La visita del presidente Alberto Fernández de la Argentina a México, me recordó mis recorridos por Buenos Aires, hace ya muchos lustros, después de las dictaduras. Visité la Biblioteca Nacional (de Borges), baluarte de los lectores del mundo. Disfruté mi caminar por San Telmo, la Recoleta, La Boca donde compré una acuarela que aún hoy conservo. El parque de San Martín, el río y escuchar a Susana Rinaldi cantando tangos. ¡Que delicia de ciudad!, con buen vino y ambiente.

Todo lo que se dice de los argentinos chocantes fuera de su país, es otra mentira, son magníficos anfitriones. Y muchos exiliados le han dado brillo al nuestro.

Bien dicho por Fernández, aquí o allá: “Un amigo no es otra cosa que uno mismo con otro cuero”.

En tanto Mr. Biden inició los bombardeos a Siria en su primer acto formal de guerra no declarada. ‘Business as usual’.

La muerte o Tánatos, contiene para Freud el instinto agresivo. Frente al Eros o instinto de la vida.

Mientras las vacunas siguen acaparándose en pocos países ricos y aparecen nuevas cepas o mutaciones del virus, la vacunación en México sigue a tirones, pero avanza, a pesar de las campañas promotoras del fracaso.

Tendremos que acostumbrarnos a vivir en el filo de la navaja cuando menos otros largos años más.

Los sobrevivientes vacunados seremos afortunados en el caos de la pandemia.

Sobreviviremos también a las mentiras repetidas y a los consabidos chillidos.




#LFMOpinion
#ProhibidoProhibir
#Mentira
#Electricidad
#CFE
#Vacunas
#Ley

Arturo Martinez Caceres

Arturo Martinez Caceres

Sigueme en: