PROHIBIDO PROHIBIR

De abusos y abusivos

De abusos y abusivos
Feminismo.

El llamado efecto ‘Weinstein’ ha significado cientos de acusaciones de acoso sexual, desde tropelías e improperios verbales hasta tocamientos, violaciones, encarcelamientos, asesinatos y suicidios.

María Luisa, Licha, Lichita, casó muy ilusionada como casi todas las mujeres de ‘cierta’ edad entrando a quedadas. Con un horizonte de alegría se decidió a formar una familia, a participar en la educación de los hijos y hacer de comer, lavar, planchar. Ahorrar para todos, desvelarse y cuidar a los niños enfermos. Rezar y servirse al último de todos. Soportar a la suegra, no discutir y, además, ser feliz.

Después de unos años, la cruda realidad apareció sin ningún disfraz. El trabajo era agotador y el beso en turno corto y limitado. Se refugió en el alcohol, puro mezcalito y del bueno. Así la vida era más llevadera.

Tal vez por eso, empezó a sonreír al vecinito de enfrente, siempre atento y tan ocurrente.

Analí decidió estar sola por un largo rato. Le chocó la dependencia que vivió su mamá y juró que la subordinación no sería para ella. Tampoco el abandono cuando el padre las dejó. Sólo alguna que otra madrugada, con los pies fríos, estuvo a punto de mandar a volar su promesa. Sin embargo, siguió dando clases de historia del arte en la universidad y preparándose para mañana sin saber cual sería el porvenir. Sin embargo, vio cercana una oportunidad para mejorar y no le disgustó en principio, la disimulada oferta.

A las dos, en distintos momentos, un afamado intelectual de la tele, de obsesivas ideas repetidas, las cazaba pensando gozar, con el gancho de vender una hipotética ciudad de ideas, donde ellas podrían participar.

A otra casi adolescente la invitó a su guarida secreta, ponte cómoda le dijo, ahora regreso con un poco de queso.

Las ratonas en la ratonera y el gato macho rondando la presa.

Ella caminó por la biblioteca de vídeos, especializada en cine.

Ahí estaba: ‘Nueve semanas y media’, que le había impresionado. ¿Podría encontrar un amor así, de tan ardiente pasión?

El intelectual televiso no sabía entonces que muchos años después de esos excesos cometidos estaría en la página roja y no en la sección cultural.

En otra latitud, otra casi niña era violada por un político guerrerense, disque muy Macho. Es público que ella cuenta que le aventó cien pesos a la cara y tal vez, le gritó que no llorara más. Qué latoso fastidio.

Algunos hombres, disque muy toros esconden su perversa actitud en su inmensa impotencia. Se trata sólo de terminar y olvidar. Son colecciones de edípicas experiencias irresueltas, frustráneas y frustrantes.

En Nueva York el gobernador dice que no es cierto, que no tiene porqué renunciar, que nunca la tocó sin su expreso consentimiento.

Otro famoso actor y director de cine sigue acusado de violar a su hija adoptiva, mientras hacía el amor con la mayor, a quien después presentó como la elegida, la verdadera nueva esposa.

Plácido Domingo ya dejó Los Ángeles y el Met, dicen que sigue en duelo sin entender qué realmente pasó. A él que canta tan bien, ¿quién lo acusó?

Recitó a López Velarde: “Yo tuve en tierra adentro una novia muy pobre/ ojos inusitados de sulfato de cobre”.

En esas estaba cuando se me atravesó Polanski, caminado París y recordando el cálido baño de California, cuando la madre le ofreció a la hija.

¡Oh miseria humana! El aún lleva pegado el asesinato de Sharon. Repulsión.

Y qué me dicen de Raniere, ya encarcelado, acusado de abuso y tráfico sexual con todo y sus cursos de capacitación ejecutiva y la participación estelar de un hijo de Zedillo y de otra joven Junco, hija del propietario del periódico Reforma, aunque según Jalife, no se trata del verdadero dueño.

Y en este repaso muy rápido de la ignominiosa historia de prepotencia, ¿en que círculo del Infierno estará ardiendo el conocido sacerdote Marcial Maciel? Preferido protegido por poderosos, que se daba el lujo de consolar a varias mujeres a la vez, con imágenes de la Virgen y bendiciones firmadas por el Papa.


Arthur Rimbaud, el de: “El genio es recuperar a voluntad la niñez” y ‘La vida no es más que una farsa, donde todos tenemos que actuar”, acabó vendiendo esclavos y separando a los más guapos.

Muy joven envío a Verlaine, de quien más tarde sería amante, su “Bateau ivre”.

“Iba, sin preocuparme de carga y equipaje, con mi trigo de Flandes y mi algodón inglés. Cuando al morir mis guías, se acabó el alboroto: los Ríos me han llevado, libre, adonde quería…”


Cuerpo y alma en mis letras con esa idea de Rulfo:

Yo lloro a veces, sabes, cuando me acuerdo de un beso que quedó lastimosamente inconcluso. También lloro cuando me doy cuenta que se me olvidó darte otro beso en cada pedazo de tí. Cuando nunca acabo de desearte y veo en lontananza, aunque sea muy lejana, que algún día todo será posible. ¿Cuándo me dirás que sí? ¿Cuándo navegará mi cuerpo en ti? ¿Cuándo me ahogaré en tus olas?

Tiempo para recordar a Ruy Sánchez: “La boca que dice es sexo que canta… Decir es saborear al mundo y ser devorado por él. Decir es entrar en la selva con los ojos cerrados. Decir es soñar y actuar el sueño…”

¡Oh, que miseria humana encubre el deseo!

¡Sin embargo, que maravilloso es desearte!

Es tarde ya, el ocaso confirma los límites de la condición humana. Así somos: desconocidos, cubiertos de pelos que antes fueron escamas. Mañana, será mañana cuando habremos de respetarnos, pronto no habrá necesidad de denunciar abusos y mucho menos soportarlos.

Por fin habremos aprendido el arte de la Seducción, de la poesía. La elegancia coercitiva, sin serlo. El embrujo del deseo consensuado en la misma estrategia de destino.

Insistir en apoyar a un presunto violador como gobernador es indigno de Morena, de la siempre dormida Fiscalía Autónoma, del ministerio público y de los jueces, del resto del Poder Judicial y, lamentablemente, también del actual régimen del PejePresidente, que insiste, dice, en alcanzar una incorrupta transformación.


¡Vivan las feministas! ¡Vivan los feministos !




#LFMOpinion
#ProhibidoProhibir
#Abuso
#Abusador
#Victima
#Feminista
#Amor
#Deseo
#Perversion









Arturo Martinez Caceres

Arturo Martinez Caceres

Sigueme en: