PROHIBIDO PROHIBIR

Pink dress y una bola de humo

 Pink dress y una bola de humo

Foto Copyright: lfmopinion.com

Violencia y ¿montaje?

Se hermanan la mediocridad y la estulticia en el río revuelto de los excesos y exuberancias de nuestra naturaleza de divergencias, falta de protección a los débiles y el contubernio de los poderosos por reproducir el sistema de apropiación.

En la últimas semanas han sobresalido comentarios de toda índole: doctas opiniones, apoyos, descalificaciones e insultos a los responsables del artículo transitorio que alarga el periodo en el cargo del Presidente de la Corte, en la Ley para la reforma del Poder Judicial de la Federación, aprobada mayoritariamente por el Legislativo y a la fecha, avalada públicamente por el Ejecutivo como prioridad para avanzar en su proyecto anticorrupción.

Repetidamente hemos escuchado desde la insulsa extrapolación del modelo de Venezuela, es decir, la posibilidad y/o certeza de que el régimen actual prolongue su mandato, hasta la exigencia de que el Presidente de la Suprema Corte se manifieste en el sentido que conviene a uno u otro grupo político, y lo haga rapídito, ¡pa’ luego es tarde! Ipso facto. Con urgencia, para ir sumando y ganar la partida en tiempo de elecciones. Además de la “muerte” de la Constitución.

Me parece que la chabacanada de la Cámara de Diputados no tiene futuro alguno. Espero que el transitorio tenga rápido fin, una muerte indolora y sea sólo una anécdota en la tragicomedia legislativa.

Mi tocayo Arturo Zaldivar ha demostrado ser un hombre probo y dejará con un dedo ensartado la pretendida vigencia del susodicho transitorio sobre el alargamiento del término. Sólo falta que sea el momento preciso y se presenten las necesarias controversias constitucionales que obligarán a la Corte en su conjunto a manifestarse sobre la constitucionalidad o inconstitucionalidad del transitorio citado y, en su caso, de la propia Ley en comento.


Como se sabe, el Poder Judicial es uno de los tres poderes de la Unión y constituye un ‘poder público, autónomo e imparcial encargado de administrar justicia y ejercer la función jurisdiccional, mediante la aplicación de las normas al caso concreto y la resolución de conflictos, vigilando siempre el cumplimiento de la Constitución y de las leyes que de ella emanen’.

En otros términos, el Poder Judicial debe entonces impartir justicia de conformidad con la legislación vigente, no sólo a su leal saber y entender, o en consideración a otras circunstancias por más bien intencionadas que fueren.
“El análisis constitucional no es subjetivo, es metodológico. Los aspectos teleológicos (de las causas finales), son los que llevan a la discrepancia de criterios entre los jueces constitucionales” (Ref. Guillermo Vallejo).

En este contexto, la derecha usa cualquier pretexto para rasgarse las vestiduras por el transitorio y muy en su papel, le echa fuego a la muy lamentable separación entre mexicanos, auspiciada, sin duda alguna desde todos lados. Pinta desde su llorosa perspectiva, un horizonte catastrófico de autoritarismo y caos.

La izquierda, amorfa y siempre dividida, ha dado muestras de tramitación, crítica interna y también significativa abyección al primer mandatario y a su estrategia de limpieza.

Desde sus aparentes caprichos y romántica ideología que antepone la justicia a la Ley, hasta una memorable intervención en contra del transitorio, desde la tribuna de la Cámara del diputado Porfirio Muñoz Ledo, el pejePresidente se atrinchera en su proyecto sin cambios ni siquiera de comas, en la prioridad cincelada en piedra de acabar con la notoria corrupción del Poder Judicial, para lo cual requiere, según dice, del actual Presidente de la Corte y de tiempo que no se compra.

Sin embargo, desde mi parecer, lo más relevante del caso es significativamente, ‘todo lo demás’.

Me explico: está en juego la posibilidad de llevar al cabo la ejecución de la más profunda e importante transformación del Poder Judicial de la Federación, desde hace cuando menos un cuarto de siglo (1994-95), transformación auspiciada por la nueva Ley y verdadero interés del Ejecutivo.

La nueva Ley propone combatir el nepotismo en los procesos de designación tanto de jueces, magistrados y otros funcionarios del propio Poder Judicial, además de establecer procesos de investigación de responsabilidades administrativas y un marco obligatorio de evaluaciones de sus miembros.

Considera, además, la creación de órganos de procedimientos jurisdiccionales del ámbito penal, de influencia regional, carrera judicial y legislación complementaria en la materia.

Como buen beisbolero, el actual pejePresidente sabe lo que es una bola de humo: en el argot de ese deporte es un lanzamiento muy rápido, que el pitcher lanza para engañar al bateador. Generalmente es una recta, casi imposible de ver.

Así, creo (deseo) que el transitorio en cuestión no sea más que una bola de humo para distraer y evitar los amparos y otros obstáculos de los opositores a lo verdaderamente importante de la Ley, que va a pisar callos y a desnudar las corruptelas de sus beneficiarios.

Espero no equivocarme y bailar de contento en su momento.

Casi al mismo tiempo, hace unos cuantos días, apareció en la pantalla de los noticieros, repetidamente, un dibujo mal hecho de una mujer vestida de amarillo y en ‘off’ la voz de la maestra pregunta: Is this a ‘pink’ dress?

No se oye más de la lección de inglés

Desgarrador es el final abrupto de la clase.

Muy agresivos han sido los insultos, gritos y golpes que un patán panista, le propinó a la maestra de inglés por haber usado su computadora.

Sin duda viven juntos y es obvia la dependencia económica y emocional de ella hacia su él.

Ella suplica al cínico panista que le permita “cortar” su clase.

En la mas denigrante de las dependencias, lo que más le preocupa a ella es que sus alumnos se den cuenta del abuso que sufre, mientras suceden golpes, gritos e insultos.

Ella es doblemente víctima tanto por la actitud del patán panista como por la exhibición pública ante sus alumnos, indefensa y por la vergüenza de que se conozca su condición.

Yo digo que debiera de ser al revés: ¡que bien que pudiera agarrar un palo de escoba y se defendiera del macho miserable! Que gritara a los cuatro vientos que el tipo es un abusivo panista de porquería. Ya dependerá del Poder Judicial encarcelarlo y, de ser posible, empalarlo.

Mis compañeros de la Prepa 5, de la facultad de Coapa, aparecieron dispuestos y solidarios a cuidarla, a comprometerse con ella.

Después supe de una demanda legal en curso en contra del sinvergüenza panista, su expulsión de ese partido y el apoyo legal de la UNAM a la maestra del vestido amarillo.

Cabe señalar que, según el INEGI, el 80% de las mujeres en México sufren o han sufrido violencia verbal o física.

Lamentablemente somos un país de mayorías de machos, a veces astados, donde el peor insulto se refiere a la propia madre, pero por naturaleza se agrede al resto de la población femenina.

Espero que la urgentísima transformación del Poder Judicial incluya el castigo de oficio a los abusivos y prepotentes que lastiman a mujeres y a menores de edad.


#LFMOpinion
#Prohibidoprohibir
#PoderJudicial
#Zaldivar
#Inconstitucionalidad
#BolaDeHumo
#Nepotismo
#Corte
#Feminismo
#ViolenciaFamiliar
#Ley

Arturo Martinez Caceres

Arturo Martinez Caceres

Sigueme en: