+CONCIENCIA+

Ya no te quiero

Ya no te quiero

Foto Copyright: lfmopinion.com

¿Qué motiva a dejar de querer al otro?

¿Qué motiva a dejar de querer al otro y perder las ganas de seguir con la relación?

Es muy extraño, pero llega a suceder; a quien llegaste a amar entrañablemente, de repente te deja de atraer y resulta mejor ya no quererl@ ni siquiera verl@.

Veamos tres posibles motivos que lo provocan:

A) TE HAN HECHO MUCHO DAÑÓ. Como quiera que sea, pero la relación no salió como se esperaba, los rasgos de la personalidad, las costumbres o las conductas se comenzaron a mostrar negativas y eso empezó a provocar enfrentamientos, discusiones, reclamos, ofensas, distanciamientos y lo que ustedes quieran imaginar, pero ya no era agradable estar cerca de la persona que se llegó a amar. Y ya cuando te lastiman tanto, ni ganas te dan de ver a tu agresor.

B) APARACE ALGUIEN MÁS ATRACRIV@. Puede ser que desde el cambio físico, por ejemplo por obesidad, una manifiesta incultura o de plano un aburrimiento rutinario genera que se deje de tener gusto por estar con la pareja y, en cambio, surge alguien más con quien se te antoja y prefieres estar mejor. Simplemente se acabó aquel encanto y ya no se sienten mariposas en el estómago por convivir con tu pareja, en cambio es muy agradable estar con esa nueva persona que te revitaliza y da nuevas experiencia llenas de alegría y diversión. Sientes que ya no hay nada de positivo con tu pareja y prefieres a la nueva amistad.

C) LAS CIRCUNSTANCIAS CAMBIARON. Desde la llegada de los hijos, un cambio de domicilio, la intervención de la familia política, un cambio laboral o una crisis financiera, hacen que el escenario ya no sea igual y se pierde aquello que les atraía tanto y los llevaba a convivir. Ahora las nuevas variables ya no las facilitan ni las fomentan. Entonces pierden su magia y hasta el entusiasmo y las ganas de compartir tus experiencias con tu pareja, porque ya no hay mucho en común. Las diferencias son más y hasta alcanzan a molestar. Se puede llegar a sentir soledad y abandono.

Razones y problemas podemos seguir encontrando y así justificar el por qué se ha de dejado de querer a alguien, pero lo que es más importante es buscar mejor cómo volver a quererl@ e incluso ser positivos y quererl@ más que antes. En el próximo artículo veremos algunas recomendaciones. Por lo pronto no hay que desanimarse y cuidar de no dañar y hundir más tu relación. Hacer el bien es infalible.


Guillermo Dellamary

Guillermo Dellamary

Dr. Guillermo Dellamary Soy un psicólogo, filósofo, con más de 30 años de experiencia y buscando ayudarte a vivir tu vida de una mejor manera.

Sigueme en: