DE LO COTIDIANO A LO CLÁSICO

Italia

Italia
Italia

Hace muchos años de paseo por Italia, iba con mis amigas de bachillerato en un tren y nos tocó viajar un tramo en el mismo vagón que unos italianos, la verdad eran bien presumidos aun cuando tuvieron razón al decirnos que Italia es un gran país, por: la invención de la pizza y las pastas en sus diferentes modalidades con sus salsas de pomodoro; por los quesos parmesano, mozzarella, mascarpone y gorgonzola; por muchos de los mejores pintores y escultores, como: Leonardo da Vinci, Tiziano, Miguel Ángel, Raffaello, Botticelli, Caravaggio, Tintoreto, Donatello, Bernini, Brancusi, Giacometti, Modigliani, Calder, etc. Cantantes como Luciano Pavarotti y Andrea Bocelli. También nombraron algunas esculturas famosas y los coches italianos como los Ferrari, los Lamborghini y los Maserati. A Sophia Loren y a Romeo y Julieta. Pasaron muchos años de ese viaje cuando mi querida vecina que nunca ha salido de Estados Unidos, me dijo que moría por ir a Italia; le dije que yo tenía algunos libros (cuando no se acostumbraba buscar en internet) que le podía prestar para que fuera planeando su viaje; me preguntó que qué le recomendaba, le di recomendaciones; también le platiqué que cuando visité Roma por primera vez y me quedé parada frente al Coliseo, me había acordado de las excelentes clases de mi maestra de historia universal, a lo que Wendy mi vecina contestó: Is there a Coliseum in Rome? En español: ¿Hay un Coliseo en Roma? Bueno, no saben mi asombro ante su incultura o mejor dicho ante su cultura norteamericana, con la que supongo me quiso decir: -Yo sólo sé del Oakland-Alameda Country Coliseum, estadio de fútbol americano y de béisbol con capacidad para 56,000 espectadores.

Me sigo con Italia en este artículo porque me encanta ese país de amplísima historia donde vive nada más y nada menos que el Papa, quien es el máximo representante de Dios en la tierra, jefe de estado de la Ciudad del Vaticano, en donde se encuentra la Basílica de San Pedro, la más grande de las iglesias católicas donde también se encuentra la Capilla Sixtina cuya bóveda fue decorada por Miguel Ángel Buonarotti entre 1508 y 1512, obra cumbre del arte que cambió el curso de la pintura en occidente.
Otros personajes históricos son: el político militar romano Cayo Julio Cesar; el mercader veneciano Marco Polo; el navegante, cartógrafo, almirante, virrey y gobernador Cristóbal Colón; el astrónomo, filósofo, ingeniero, matemático y físico Galileo Galilei; el compositor, violinista, profesor y sacerdote católico veneciano Antonio Vivaldi y el compositor de ópera Giuseppe Verdi, entre otros.

¿A quién le ha pasado que va a algún lugar pero dio una vuelta mal y se perdió y su esposa, pareja, hija o amiga (generalmente mujeres) les dice con un poco de desesperación: -pregunta cómo llegar, para no seguir dando vueltas-. Porque como dice el dicho: “Preguntando se llega a Roma”. Sin embargo ahora ya no se pregunta, se busca en el celular y listo.

Una muy buena recomendación que me hicieron hace muchos años fue la lectura de “Seda” o “Seta” en italiano, del novelista Alessandro Barico, publicada en 1996. “Seda” fue llevada a la pantalla grande bajo el título de “Silk” (en inglés), “Seda” cuando se estrenó en España y “Retrato de amor”, título para México. Que alguien me explique por qué en México a muchas películas les cambian de nombre sin tener nada que ver con el título original.

Otro destacado escritor es Italo Calvino, quien vivió años en Italia dedicado a escribir. Al estallar la Segunda Guerra Mundial es llamado al servicio militar, sin embargo desertó; más tarde sus padre fueron tomados como rehenes por los alemanes. Uno de los libros de Calvino que llamó mi atención, fue: “El Barón rampante”, tema que a mi parecer, Calvino describe con esta frase: “Una persona se fija voluntariamente una difícil regla y la sigue hasta sus últimas consecuencias, ya que sin ella no sería él mismo ni para sí ni para los otros”. La historia trata de un barón de doce años de edad que se rebela contra un padre opresor que se empeña en una fuerte disciplina con sus hijos y que da prioridad a las relaciones con la nobleza; este joven barón se rebela también a ser castigado por no haberse arriesgado a que comer los caracoles que su hermana monja preparó; también se revela contra la personalidad de su madre que se comporta como coronela de ejército. Cosimo Piocasco o mejor dicho el Barón rampante, ve al mundo y sus costumbres desde arriba, pues cuando se inconforma contra su familia, trepa a un gran árbol de donde puede ver (moviéndose de árbol en árbol) lo que sucede abajo. Al pasar el tiempo, un barón adulto se va envolviendo en asuntos que no le corresponden, llevándolo a un trágico final.

Otro libro de tema interesante por la similitud que hace entre uno y otro paradigma, es “Las ciudades invisibles”, en el cual Calvino majestuosamente enlaza una relación medio surrealista entre Marco Polo y Kublai Kan a través de la descripción de ciudades ficticias que llevan nombre de mujer. Con la descripción de cada ciudad trata temas que llevan a distintos estados de ánimo; los trata describiendo ciudades con múltiples cualidades, como: la abstracción, la memoria y sus recuerdos; las ciudades con propiedades divinas (cielo y tierra), las ciudades sutiles, las ciudades que despiertan el deseo y las pasiones de las personas, las ciudades con significados semánticos, etc. Cada ciudad es una persona que se identifica en algo con las otras ciudades, queriendo lograr demostrar que se puede llegar de un lugar a otro, tomando varios caminos; o como a lo que me referí anteriormente: “Tutte le strade conducono a Roma”.

Los mexicanos y los italianos tenemos en común que somos fiesteros y hacemos ruido; somos de familias grandes y nos gusta reunirnos con nuestros parientes con los cuales nos sentimos cercanos; ambos somos de tradiciones y festejamos en grande; y verde, blanco y rojo aparecen en ambas banderas.

Para seguir enumerando nombres y títulos lo hago con la mención de un importante texto llamado “De Monarchia”, que es un escrito de carácter político, redactado por el “Poeta supremo”, apodo que se le da en Italia al florentino Durante di Alighieri = Dante Alighieri. En 1881 la Iglesia católica prohíbe la lectura de dicho texto porque Alighieri expone la necesidad de establecer una separación de poderes entre Iglesia y Estado, pues sugiere que el Estado debería ser una institución gobernada por un monarca y no por un Papa. “La Divina Comedia”, de Dante Alighieri, trata el misterio de la vida y sus castigos, a través de largos poemas, en los cuales narra su versión de: Infierno, Purgatorio y Paraíso.

Para finalizar me despido con esta frase del Papa Francisco: “Quien quiera ser grande, que sirva a los demás, no que se sirva a los demás”.

Laura Acosta

Laura Acosta

Desde niña asistí a clases de pintura; de adulta he estudiado en diferentes talleres de arte, técnicas como grabado en placas de acero, monotipo en acrílico, distintas técnicas de pintura y dibujo. En la actualidad pinto, expongo mi obra e imparto clases de pintura. Otra de mis grandes pasiones es la literatura. He estado en diplomados y talleres de poesía, cuento fantástico y clásico y creatividad literaria; en este último aprendí a leer varias de las obras consideradas clásicas, y he colaborado en la elaboración de libros de arte, en el área de dinámicas para alumnos de secundaria. Así mismo doy clases de literatura y lectura de novela y cuento, a adultos.

Sigueme en: