NOTICIAS

Irma Eréndira simulaba trabajar

 Irma Eréndira simulaba trabajar

Foto Copyright: Twitter: @Irma_Sandoval

Corría febrero de este año cuando la Auditoría Superior de la Federación (ASF) daba a conocer irregularidades en el ejercicio del gasto de 44.364 millones de pesos por diversas instituciones federales en 2019. Presta, Irma Eréndira Sandoval, entonces titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), tomó cartas en el asunto y dio seguimiento sobre las irregularidades encontradas en reuniones con las dependencias por ellas señaladas, según boletines de prensa y testimonios en las redes sociales de la hoy exfuncionaria.

Pero todo era simulación. Una investigación del Grupo Milenio demuestra que en la SFP no hay registro alguno de las supuestas reuniones y seguimiento.

La exfuncionaria, pues, simuló que atendía lo señalamientos e indagaban un posible mal manejo de recursos, según la respuesta a las solicitudes de consulta de información interpuestas por Milenio y que acreditan que en ninguna de las ocasiones en las que Sandoval afirmó tener los encuentros procedentes, se encuentran en el archivo de la ASF.

Entre las irregularidades supuestamente bajo revisión por la entonces secretaria, se encuentra la del probable daño patrimonial por 57 millones de pesos en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, así como las irregularidades señaladas por 209,4 millones de pesos en el Programa Fertilizantes de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Otra irregularidad es la del programa de Microcréditos para el Bienestar, en apoyo de micronegocios, que únicamente llegó al 22% del universo de sus solicitantes.

En la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, la ASF localizó pagos fuera de norma en 2019 por 75 millones.

Frente a ello y otras muchas irregularidades señaladas, en marzo pasado, Irma Eréndira Sandoval publicó en Twitter imágenes de sus reuniones con secretarios del gabinete legal del gobierno de López Obrador, donde aparecía por separado con Rocío Nahle, Luisa María Alcalde, Javier May, Olga Sánchez Cordero o Marcelo Ebrard. Y sostenía que en esas reuniones, supuestamente, atendía el seguimiento de los señalamientos de la ASP.

La información difundida acreditaba que la exfuncionaria se habría reunido con representantes de unas 22 dependencias federales. En sus redes personales como en las de la SFP se aseguraba que sus encuentros tenían como finalidad “mejorar la gestión pública e impulsar una correcta fiscalización”.

Pero a solicitud de información, la Secretaría contestó: “Hay inexistencia de información”.

El pasado mes de junio, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció un cambio en su gabinete de gobierno con la salida de Irma Eréndira Sandoval de la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la llegada, en su lugar, de Roberto Salcedo Aquino como encargado de dicha dependencia por mientras se corrían los trámites de su nombramiento en el Congreso de la Unión.

“Tomé la decisión de sustituir a Irma Eréndira Sandoval Ballesteros por Roberto Salcedo Aquino en el cargo de secretario de la Función Pública. Se continuará con la política de cero corrupción y cero impunidad. Nunca le fallaremos al pueblo”, señaló entonces López Obrador en su cuenta de Twitter.

Conforme lo mandan los cánones, el presidente reconoció el desempeño de la extitular y agradeció su apoyo al frente de la Función Pública.

“Ella es una mujer que lucha por la justicia, por la democracia. Fue muy importante su colaboración en el inicio del gobierno, sobre todo, en lo que se le encargó: el combate a la corrupción y la aplicación de una política de austeridad republicana de Estado”, expresó.

Irma Eréndira expresó agradecimiento por “permitirme haber caminado a su lado en este primer gabinete paritario”, así como por brindarle su apoyo para aplicar las estrategias para el combate a la corrupción desarrolladas desde la academia.

Pero versiones extraoficiales sostenían que la salida de Irma Eréndira de la SFP obedecía a un castigo por deslealtad al Ejecutivo en el caso de las elecciones en Guerrero, donde su hermano, Amílcar Sandoval, buscaba dentro de Morena la candidatura a la gubernatura en contra de Félix Salgado Macedonio, finalmente una candidatura frustrada para ambos.

A ello, las versiones sumaban los escándalos nunca explicados de sus bienes inmuebles que terminaron gravitando contra Morena en las pasadas elecciones del 6 de junio.

A la lista de escándalos se suma hoy la simulación descubierta por Milenio.

Y falta conocer el destino de las irregularidades por 44.364 millones de pesos hechas valer en febrero de este año por la ASF en el ejercicio presupuestal del 2019.

Con información de Infobae y Milenio.

Publicado en The Búnker.

#LFMOpinion
#TheBunkerMx
#ASF
#SFP
#IrnaErendira
#Simulacion
#Guerrero
#Escandalo
#TheBúnkerMX

Redacción LFM Opinión

Redacción LFM Opinión

Sigueme en: