SUSTENTABILIDAD INDIVIDUAL

PLAN MAESTRO SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO. Parte VI.

PLAN MAESTRO SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO. Parte VI.

En seguimiento a los párrafos del texto anterior, relativo a los “Riesgos por el Calentamiento Global”, a continuación seis rubros adicionales de riesgos para completar la lista, y como sigue:

 Democracia.- Aunque existen países bajo el yugo de dictaduras o regímenes totalitarios y, por lo tanto, la democracia que prevalece en los llamados países democráticos parece ser la mejor opción, en sentido estricto la democracia no existe. En otras palabras y deseando matizar esta afirmación, para no ofender a los “delicados”, digamos que la democracia en el mundo se encuentra agotada. Porque no ha tenido la evolución que reclama el mundo ante los pasos agigantados de la ciencia y la tecnología y luego de la evolución de los derechos humanos ya consagrados por la mayoría de las naciones en sus constituciones políticas. No siendo suficiente, “líderes”, partidos y grupos facticos de poder han encumbrado a personajes que en el fondo aspiran a ser dictadores de extrema derecha o extrema izquierda. Los equilibrios se han descompuesto o fulminado por la pasividad e irresponsabilidad ciudadana. No es posible prolongar la mentira que la democracia se circunscribe al sufragio efectivo. Es entonces que hoy se requiere llevar los sistemas democráticos del mundo hacia un nivel superior, a la ciudadanización de las instituciones y del control de la acción pública, hacia gobiernos abiertos, eficaces y honestos: se requiere crear el Cuarto Poder de la Unión, el Poder Ciudadano (propuesta que hicimos y publicamos ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor en 2004 con el nombre de “Prefectura Ciudadana”).




 Migraciones.- El calentamiento de nuestro planeta aunado a los conflictos sociales internos de los países, la violencia, las precarias condiciones económicas de sus pueblos, la falta de acceso al empleo y el deterioro en el poder adquisitivo, han ocasionado migraciones masivas en todos los continentes, una consecuencia que solo se intensificará y llevará a concluir que, inclusive los países más desarrollados, pagarán las consecuencias por el Cambio Climático y por la concentración de la riqueza global. En Suramérica las poblaciones se podrían concentrar en Argentina, Chile, Colombia y Brasil; en Centroamérica en Costa Rica, Panamá, México y Estados Unidos de América; en la zona de Norteamérica se podrían concentrar en los dos países del norte; en Europa marcharían hacia los países escandinavos, al oeste de Europa y al Reino Unido; por lo que toca a Asia, la gente se movería hacia territorio ruso, al norte de China y al sureste de Asia a excepción de las zonas costeras; en el caso de Japón las migraciones serían aisladas, pero su población sufriría de inundaciones y de la desaparición gradual de las costas actuales (recordemos además que cerca del 73% del territorio del Japón es montañoso). Los países más afectados serían los del continente africano y los menos Australia y Nueva Zelanda.

 Epidemias.- Aunque las epidemias han sido parte de la Historia Universal, el Cambio Climático traerá epidemias y virus de mayor gravedad y extensa cobertura, debido a las condiciones de insalubridad que se vivirán en más de la mitad de las naciones del mundo; además de que la conectividad actual del mundo las propagará con mayor rapidez, intensidad y permanencia. Las epidemias no reconocen fronteras ni razas. Tres factores serán determinantes en la propagación de las epidemias: la escasez de agua, las migraciones y la mala nutrición.

 Guerras.- La paz mundial parece ser más un anhelo que una posibilidad, y claro está que, ante las condiciones antes expuestas, los países entrarán en conflictos con mayor facilidad. La paz será pues frágil, propensa a quedar en tal condición por largo tiempo debido a la hegemonía de un orden internacional obsoleto, inadecuado, pasivo que dará lugar a mayor violencia, hostilidad y conflictos bélicos. Y demos dos ejemplos palpables: (i) al cierre de la década pasada, de unas 800 guerras registradas históricamente en el mundo, 30 tuvieron lugar de manera simultánea; y (ii) el fenómeno del Cambio Climático mismo anuncia desde ahora un futuro conflicto entre superpotencias por el control del Polo Norte, dada la fuente de riqueza que representa y que quedará expuesta durante su derretimiento. Ello sin abordar los temas relacionados con los controles del comercio internacional y la explotación de los mercados domésticos por entidades multinacionales que continúan su expansión desmedida.

 Orden Mundial.- Las instituciones que fueron creadas para preservar el orden internacional son obsoletas y no responden a las necesidades que enfrenta la humanidad en el Siglo XXI. De hecho, el actual Sistema de las Naciones Unidas – formado por unas 30 organizaciones - parece haberse expandido para preservar una estructura burocrática internacional, más que para convertirse en garante de la paz mundial y del equilibrio entre naciones. La Organización de las Naciones Unidas fue creada el 26 de junio de 1945 para evitar el surgimiento de una tercera guerra mundial con las características de las dos primeras y no para enfrentar los desafíos actuales que estamos viviendo: como el Cambio Climático. Pero aún más, en el campo de los conflictos entre naciones, la propia Organización de las Naciones Unidas atestiguó hasta el año de 2006 la existencia de 156 guerras, mientras que por el mismo periodo inmediato anterior a su creación, se vivieron 84 guerras – prácticamente el doble. Y no siendo suficiente, durante el mismo periodo de vida de dicha organización, se presentaron el 18.6% de todas las guerras en la Historia Universal – lo que ha ocurrido en el 1.33% de la suma de años de la civilización humana.

 Educación.- Sin duda que uno de los mayores riesgos que padece la humanidad es la falta de educación que comienza con los valores, además de la ausencia de conciencia colectiva que implica comprendernos en un contexto de corresponsabilidad. En contraposición, los pueblos manipulados por sus “líderes” en la mayoría de las veces, recurren a culpar a nacionales de otros países o a gobiernos extranjeros y hasta vecinos de sus propias desgracias. Empero la educación no es meramente escolaridad, por el contrario, es un proceso de acumulación de conocimiento a lo largo de la vida que nos permite desenvolvernos como seres humanos auténticos en un entorno de dar y hacer para la sociedad. De vocación de servicio y no de servirnos de los demás. En un plano superior la educación tiende a desembocar en la formación integral de las personas, lo que desde luego, es aún más difícil de alcanzar. Hoy, la mala educación, la insuficiente educación y su ausencia misma, son la causa de vernos imposibilitados, como raza humana, a enfrentar los problemas relacionados con el Cambio Climático y que se presentan día a día, en cada uno de nuestros países, en un medio global en el que la atmósfera, la naturaleza, los ecosistemas y nuestro planeta no entienden de divisiones políticas ni de fronteras, y menos de mal educados.

Seamos honestos con nosotros mismos, aunque para algunos sea algo inusual, y reconozcamos que nuestro estilo de vida nos está aniquilando y a los demás también; seamos principalmente valientes y tengamos honor con nosotros mismos, aunque para algunos sea algo que pocas veces hayan sido y tenido, que ya no hay tiempo para titubear, simular, culpar a los demás o dejar de actuar. Solamente eso; con eso, será suficiente.

La responsabilidad es nuestra, pese a que pueda ser compartida con otros que ya dejaron esta vida. Ellos no volverán; nosotros, estamos aquí.

Y lo volvemos a decir: empecemos ya, por la Sustentabilidad Individual.

“Torpe pérdida es la que por negligencia se hace.”

- Séneca Marco Aneo –

Para conocer más sobre “Mundo 2100” (2006) visita la página:
www.World2100.org

Para conocer más sobre Reingeniería Política (2004) visita la página:
www.PrefecturaCiudadana.org


Hugo Rodriguez B.

Hugo Rodriguez B.

Nací en Tlalpan, Distrito Federal y cursé tres licenciaturas: en Comunicación, en Derecho y en Economía. La Maestría en Administración y el Doctorado en Ciencias. Adicional a mis actividades académicas, destaqué en los ámbitos deportivo y profesional. Deportivamente, ascendí en dos ocasiones al Monte Everest y soy el único ser humano que sobrevivió una noche en las inmediaciones de la cumbre sin oxígeno, tienda de campaña ni sleeping bag, situación de sobrevivencia que me fortaleció en disciplina y determinación para lograr todo lo que me he propuesto en la vida. Adicionalmente crucé a nado en dos ocasiones el Canal de la Mancha. Además tengo el récord mundial de larga distancia en nado de mariposa de 70 kilómetros de Cozumel a Cancún. Fui galardonado con el Premio Nacional del Deporte en 1986 y el Deportista del Siglo en el año 2000 (con 55 deportistas más de diversas disciplinas). He sido considerado como uno de los deportistas de extremo y alta resistencia más destacados del mundo.

Sigueme en: