PROHIBIDO PROHIBIR

Cambio social

Cambio  social

Foto Copyright: lfmopinion.com

Y revocación.

Sabemos que la falta de alimentos, de salud, de vivienda, de educación y otras necesidades básicas insatisfechas, más desigualdad y opresión han generado históricamente violencia y cambios sociales.

En la independencia de los Estados Unidos se enfrentaron las trece colonias originales en América del Norte y sus aliados contra el Reino de Gran Bretaña. Entre 1775 y 1783 ocurre la derrota final de los europeos insulares en Yorktown y la firma del Tratado de Versalles. Una nueva potencia emerge en el concierto mundial.

Bajas: de 25 a 70 mil estadounidenses y 5 mil soldados británicos, 20 mil enfermos, 42 mil desertores.

En 1789 en Francia se hizo la Revolución que terminó con el absolutismo de Luis XVI y la instauración de un gobierno republicano y liberal en su lugar. “Libertad, Igualdad y Fraternidad”, fue el símbolo contra la tiranía monárquica. Constituye el valor que define la vida democrática en general y es motivo de orgullo en la lucha a favor de la igualdad económica, racial y religiosa.

Bajas: entre 16 mil y 45 mil en el Terror y hasta 400 mil en la represión.

La guerra de Secesión fue un conflicto bélico entre el norte y el sur de los Estados Unidos de 1861 a 1865, con la victoria de la Unión, la abolición de la esclavitud y la consolidación del crecimiento industrial con pagos salariales frente a la producción en grandes plantaciones agrícolas con trabajo impago de esclavos.

Bajas: 620 mil a 750 mil.

De 1910 a 1917-20 la Revolución Mexicana, cuando se derrumba el régimen de Porfirio Díaz, que, aseguró, que al finalizar su mandato se retiraría (Creelman). En San Antonio, Texas, Madero proclamó el Plan de San Luis. Menos del 1% de las familias más ricas eran dueñas de cerca del 85% de las tierras cultivables lo que generó la primera revolución social del mundo, la modernización del régimen de producción y su incorporación al desarrollo capitalista.

Bajas: uno a tres millones.

La Revolución rusa de octubre de 1917, de una monarquía hacia la construcción de un nuevo modelo de Estado socialista sin propiedad privada de los medios de producción. Fue un acontecimiento decisivo en la historia del siglo XX que dividió al globo en la Guerra Fría.

Bajas: 1 a 20 millones hasta la caída de la URSS en diciembre de 1991

La Guerra Civil Española de 1936 a 1939, que enfrentó al gobierno legítimamente constituido de la Segunda República contra el ejército insurrecto. Liberales contra conservadores. Dictadura militar contra democracia, que derivó en la autocracia franquista del Caudillo por la Gracia de Dios hasta su muerte en 1975.

Bajas: 300 mil a medio millón.

Es ya la mitad del sexenio de la 4T. El tiempo vuela. Los problemas se multiplican y los recursos siempre son insuficientes. En la mayoría de los hogares, a pesar de los programas de bienestar, apenas hay para cubrir lo esencial.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), alrededor de 9 a 10 millones de personas se sumaron a la población nacional que vive en situación de vulnerabilidad por ingresos.

Marginalmente el crecimiento de la pobreza se ha contenido por tres razones fundamentales: la magnitud de las remesas recibidas, el impacto positivo de los programas de asistencia social y el crecimiento de la informalidad laboral.

En puerta, el impacto de la tercera y la cuarta olas de la pandemia. Más contagios ahora de jóvenes y, por fortuna, en cifras comparativas, menos hospitalizados y fallecidos; aunque mayores síntomas secundarios de rezago.

Las vacunas han protegido y hecho su trabajo de inmunidad temporal. Pero no parece tampoco suficiente lo logrado para contener el bicho. La mezcla molotov de Covid 19 y pobreza es una combinación explosiva, más la mecha de polarización política entre quien quiere reducir la corrupción y quienes quieren mantener el sistema de privilegios e impago de impuestos, con devoluciones y compensaciones.

En este entorno, la 4T avanza a paso de elefante reumático con buenas intenciones sociales y la Fiscalía avanza a paso aún más lento y con mínimos resultados que presumir.

Aunque la 4T ha subrayado ene veces su carácter no violento y se quiera comparar en importancia y significado con la Independencia, la Reforma y la Revolución, no será realidad sin la reducción significativa de la violencia, sin la reducción de la pobreza y el abatimiento de la corrupción.

Cabe recordar que Revolución se define como un movimiento social violento; es decir, golpes, guillotinas, heridos, cárcel, fusilamientos, ahorcados, en favor de un cambio social radical.

Reforma es, en cambio, un trabajo legislativo, de organización administrativa, judicial y social no violento o institucional que tiene el propósito, a corto plazo, de incidir en la mejor distribución de los beneficios del desarrollo.

No estamos solos en el cambio social.

En septiembre de este año en California, el gobernador demócrata enfrentará una elección estatal para decidir si se queda a terminar su mandato o se retira por voluntad de los electores. Trump, que quisiera regresar, fue derrotado y Guliani enfrenta demandas penales, pero el país sigue dividido en mitades.

En 2022, en México, se quiere hacer una consulta ciudadana para confirmar o repudiar al famoso pejePresidente, falta la reglamentación al precepto constitucional y la organización del INE.

Parece que se teme el fortalecimiento del régimen actual, haciendo aún más difícil cualquier cambio en el 24. Sobre todo, con una oposición limitada e impotente.

La moneda está en el aire, tanto como el cambio social prometido.

¿Cuántos muertos se llevará la construcción de un país, más equilibrado, con menores diferencias, con menor pobreza?

“Si la traición a la Patria de los expresidentes y el cobijo de asesinatos y masacres, no es razón suficiente de justicia, no habrá 4T” (Francisco Fimbres Ballesteros, octogenario, luchador social).



#LFMOpinion
#Prohibidoprohibir
#CambioSocial
#Revolucion
#4T
#Covid
#PejePresidente
#Revocacion

Arturo Martinez Caceres

Arturo Martinez Caceres

Sigueme en: