PROHIBIDO PROHIBIR

Aves de mal agüero

Aves de mal agüero

Foto Copyright: lfmopinion.com

Invasión de cuervos.

Es bien conocida la historia de las cacerías realizadas por agricultores para proteger sus cosechas ante la invasión de cuervos.

Aves no invitadas, devoradoras de granos, especialmente a principios del siglo XVIII, en los Hinterland de las primeras comunidades agrícolas de los EUA.

Les cortaban el pico que vendían por tres o cuatro peniques al entonces comisionado agrario.

La tradición de destrucción se extendió entre la población hasta identificar a los cuervos como aves de mal agüero.

Como la serpiente condenada al pecado, el cuervo es carroñero per secula seculorum, ‘por destino manifiesto’.

Desde antes incluso, en la Biblia “… el que mira a su padre con desprecio y se burla de su madre anciana, merece que los cuervos le saquen los ojos …” (Proverbios 30:17).

En Esopo y su fábula de ‘La zorra y el cuervo’, el ave halagada y convencida de sus virtudes, distraída por tanta alabanza, mareada como cualquier candidato actual a gobernador, diputado o presidente municipal, deja caer del árbol el pedazo de alimento que termina en las fauces de la siempre astuta zorra.

De la misma manera, todas las noticias hoy en día, no importando su verdadera relevancia y trascendencia, se maquillan según la conveniencia del emisor. Según convenga, se degluten, se vomitan, aderezadas de melcocha partidista, más aún en estos tiempos de elecciones.

Entre los candidatos a gobernar Nuevo León, uno de los punteros, no puede quitarse de encima el largo de la falda de su esposa, que es por méritos propios “influencer” ¡Qué caray, para eso me casé!, confiesa.

La que cabalga en tercer lugar, según las encuestas, no puede hacer olvidar al respetable su relación escondida con Keith Raniere y Emiliano Salinas.

Y al priísta Adrián, parece que le pesa su condición medinista-salinista.

Más aderezo: la victoria de la señorita Andrea Meza en Miss Universo no dejó de tener contradictorios comentarios hacia el agua del molino del otro lado: “¡qué no era la más bonita, que lo importante es que expresó muy bien el sentir en cuanto a la pandemia!, que debieron de haberla nombrado a ella en lugar de López… Gatell (cuando menos en atractivo físico habríamos ganado)” y todo por que dijo que debimos haber iniciado antes la encerrona.

Una referencia sobre la paridad: desde hace dos años y medio, por ejemplo, varios carroñeros articulistas, algunos locutores, prometieron, al unísono, cambiar sus pesos a dólares y recomendaron a todos hacerlo, para aprovechar la inminente devaluación con el nuevo régimen. A la fecha siguen esperando y deseando la caída del peso, como aves de mal agüero.

Es el desastre que justificaría su sinrazón. Lo esperan con toda su alma. Rezan por ello. Recuerdan: “presidente que devalúa, se devalúa” y aplauden.

¡Ya viene! ¡Ya viene!

Y lamentan que aún no llegue el ansiado ajuste del peso mexicano frente al dólar, como en tiempos de administraciones anteriores, cuando con información privilegiada, tomaron ventaja y cambiaron a tiempo.

Ahora, los carroñeros devoran la información del tipo de cambio todas las mañanas. ¡Mañana, será mañana! Y cruzan los dedos de pies y manos.

En tanto, Banxico reporta que este año no habrá excedentes adicionales para la administración morenista. Sólo palmo de narices. ¡Viva la autonomía!

Otro de la misma estirpe. Que el crecimiento de la economía en abril de este año haya sido, según el INEGI, de 20.6%. Dicen que algún cálculo está mal hecho.

Repiten lo mismo sin cesar. Es la base de comparación gritan como chachalacas, mientras un excolaborador viste a Fox y ¿a Martita? de toga y birrete para vergüenza de esa grifa universidad estadounidense.

En el caso del aún gobernador de Tamaulipas, Cabeza de Vaca, celebran la decisión de la Corte sobre la inconstitucionalidad de la demanda panista, como si todo estuviera resuelto a su favor y a pesar del desafuero que instruyó en su contra el Legislativo. Eso no lo subrayan. Lo barren bajo el tapete. Si no se ve, no existe. Típico de ese partido político y de la mayoría de sus miembros. Sin embargo, la realidad, la terca realidad se impone: ya se emitió orden de aprehensión y el gobernador anda desaparecido, a salto de mata, ¿o estará ya en Israel?, donde no tenemos tratado de extradición y a la colonia mexicana se han sumado campechanamente Zerón y Roemer.

Que el pejePresidente ofreció disculpas a la comunidad china por la matanza de 1911 y aún no ha ofrecido perdón a las víctimas del accidente del metro, donde 26 personas fallecieron y otros muchos siguen graves hospitalizados.

Ante el planteamiento expresado por una reportera en la mañanera, el presidente de la República ofreció disculpas, pues no fue suficiente, que no se oían sinceras.

Aves de mal agüero, nada les satisface.

Mienten: que la Suprema Corte regresó a la anterior legislación obligatoria para que los medios distingan ‘información de opinión’, limitando la libertad de expresión. Todo lo cual resultó falso de toda falsedad.

Otros ignaros desvergonzados enfermos de odio, sin remedio alguno, insultan al pejePresidente y llegan al extremo de espetarle: ¡fascista!

Sin calidad alguna, insultan, desaparecen y punto. En su juego de desvergüenza y desmemoria, ellos mismos se humillan.

¿Entonces, dicen otros, qué hacer con las mañaneras?

¡Aprovecharlas!

Pudieran los opositores, hacer un esfuerzo y levantarse temprano. Apersonarse en Palacio Nacional de la mano de un provocador barbón exardilla y aguardar su turno para decirlo todo de su ronco pecho sin más limitación ¿que el respeto a la investidura?

Parece urgente tomarle la palabra al pejePresidente. Es una oportunidad para todos los bandos.

Ante tanta ignominia señalada no parece muy difícil ponerse de acuerdo con una levantadita de madrugada.

Ah, me dice mi fuero interno. Eso es precisamente lo que no se quiere. Mientras se siga picoteando como los cuervos, más daño se hace en la cosecha nacional. Más se boicotea el proyecto de transformación. Hasta que les corten el pico, como a Cabeza de Vaca, salvo lo que diga crípticamente la Suprema Corte.

¿Qué se quiere acelerar la aplicación de vacunas? ¡Nones para los preguntones!, será imposible porque no hay suficientes vacunas e inyectan puro aire, aunque ya se estén vacunando arriba de 600 mil al día. Insisten, no son los que dicen.

Recuperación del empleo, formal y eventual. Pues prendido de alfileres. Dicen que sólo aumenta la informalidad.

Relaciones con los EUA, exigen respetar la inversión extranjera y nada de cumplir con la legislación vigente. Al fin jueces descastados y apátridas los protegen. Y apuestan a divergencias irreconciliables en las reuniones de evaluación del tratado trilateral. Por fortuna ahí está Tatiana que no deja pasar indignidad alguna.

En espera de la anunciada visita a México y Guatemala de la vicepresidenta Kamala Harris, dicen los mismos interesados exagerando, que las relaciones México-EUA son ominosas en seguridad, inversión-comercio y migración.

Mientras la embajada de los EUA, algún día seguramente, explicará o contestará la nota diplomática sobre las dádivas o propinas a los X’s.

Aunque también pudiera ser que no lo hiciera. Están ellos para hacer lo que se les da gana, históricamente comprobado.

Véase lo que pasó en la guerra desigual entre Israel con apoyo estadounidense de más de 30 mil millones en 10 años y otros 5 mil anuales adicionales de ayuda.

Una potencia militar nuclear y económica con vacunación cercana al 100% de su población.

Y Palestina, por su parte, sola, empobrecida, olvidada también de Naciones Unidas, hacinada en lo que le queda de su mermado territorio dividido, donde en la primera línea de fuego han sufrido niños y mujeres.

Todo condimentado con fanatismos religiosos, con políticas alejadas de la conciliación y la solución pacífica de controversias. Con odio centenario acicalado, acumulado.

La muerte se pasea en tanques, mientras los cuervos cubren el cielo de negro, ocultando los bombardeos aéreos.

Bienvenida la tregua, por más efímera que sea.




#LFMOpinion #ProhibidoProhibir #Cuervos #MalaLecha #MalAguero






Arturo Martinez Caceres

Arturo Martinez Caceres

Sigueme en: