PROHIBIDO PROHIBIR

El ojo del huracán

El ojo del huracán

Foto Copyright: lfmopinion.com

Trincheras.

Conforme se calientan los ánimos, más se alejan las alternativas de reconciliación… el panorama se complica a tal grado que el único lugar seguro es el ojo, en el centro de la tormenta, pero paradójicamente nadie puede sentirse cómodo ahí por lo errático del movimiento alrededor y lo peligroso del camino.

Son tiempos difíciles, desde la pandemia y los millones de contagiados y muertos, los bombazos en el aeropuerto de Kabul y los bombardeos indiscriminados de represalia.

El presidente Biden no tiene tiempo ni ganas de visitar Palacio Nacional y sigue la política de expulsión migratoria masiva, por determinación de la Suprema Corte de mayoría republicana.

También en Washington D.C. se cuecen habas, ¡que caray!

En tanto, la embajada de las barras y las estrellas en México, sigue repartiendo dinero a los opositores y promotores del ‘american way of life’ e ignorando la solicitud presidencial de cancelación de esos programas de inferencia y apoyo a los X’s.

En cambio, la frontera norte sigue cerrada para los mexicanos mientras languidecen muchos negocios en ambos lados de la Línea.

Hasta Trump opina e interviene, y se lame las heridas en espera de dar otro zarpazo.

Es el ambiente de estira y afloja de las mañaneras de un presidente en permanente campaña, que levanta pasiones como ningún otro. Aversión o apego. Odio o amor a sus palabras y acciones, mientras sigue subiendo su popularidad …principalmente entre la llamada cartera segura, los pobres y menos pobres, los beneficiarios de los programas sociales de bienestar y el irreconciliable despreció de los demás.

Ahora la mayoría de los opositores no quiere hacer la consulta de revocación planeada porque sabe que no conviene a su interés, dicen los expertos en especulación, que podría aumentar el voto duro hacia la victoria corcholatera para el sexenio que viene, que se ve lejos, pero hoy ya está a la vuelta de mañana.

Las críticas son puntuales, algunas certeras, muchas insultantes, soeces, envilecidas, aplaudidas por los ‘hunos y los ortos’. Cada grupo festeja su última ocurrencia, resguardado en su trinchera.

De los derechos especiales de giro, que no son moneda corriente, dicen que no pueden utilizarse para prepagar deuda, equivocadamente a mi juicio, tres de cinco economistas de la Junta de Gobierno del Banco Central, se aferran a los antiguos dogmas, divididos también en la conveniencia del alza de tasas de interés con el objeto de controlar la inflación, que en efecto es su principal obligación legal. Dura lex sed lex. Y ni ‘patra’s ni pa’delante’ ¡Háganle como quieran!

Los críticos se rascan la panza en su ínsula Barataria mientras el de pies de barro, el joven maravilla, moderno Caraculiambro, se exilia en los Unites y se suma a la avalancha de acusados y supuestamente perseguidos en proceso, rara vez extraditados. La Fiscalía, ya se sabe, se mueve a tan lento ritmo, que ni a paso de tortuga llega.

Por supuesto todos los azulejos están, o debieran de estarlo, con Anaya, que cuenta, además, con la simpatía, influencia y maña de la conocida exardilla exsalinista.

Lo bueno es que podemos ‘confiar’ en el Poder Judicial tan duramente señalado y con razón, que protege a los panpriistas de cualquier ataque frontal o disimulado, olvidando, dicen, a los hijos del presidente y al del director de la Comisión Federal de Electricidad, que, a pesar de todo, bien respondió a la reinstalación de energía ante los embates de Grace.

Hoy es día del informe presidencial. ¿Que qué va informar? Las críticas principales son las de siempre: la cancelación del aeropuerto texcocano, la falta de medicinas oncológicas y el ‘pésimo’ manejo de la pandemia. Debíamos, dicen, de haber aprendido a Noruega o al Japón.

Que se cancelaron las guarderías, que se acabó el Fonden… que no les alcanzó para lograr el control en la Cámara, ni siquiera para cambiar Campeche.

Como moderno Odiseo al regresar a Ítaca, junto con Argos que siempre lo reconoce, asegura que el presupuesto será ilimitado, ‘lo que se necesite para apoyar a los damnificados’. En tanto, resiste la abierta provocación y aguanta hasta que le permiten pasar al cuartel militar en Tuxtla.

Adiós a la señora Olga, ahora llega otro López de Tabasco para evitar que se vaya de las manos la sucesión adelantada entre tanto tirador morenista, seudo morenista o pripanistas desconfiados en la democracia.

Y el subsecretario Encinas nomás mirando. Hay encargos que matan la esperanza. O cuando menos la posponen. De justos y pecadores están llenos los panteones. Y más si son de Ayotzinapa.

Es día del Informe y habrá que ser críptico, digo crítico. El Tren Maya, ¿cómo va? ¿Y Dos Bocas? Donde Rocío ha comprometido su prestigio. ¿Y el corredor interoceánico? ¿Y el aeropuerto? ¿Y la señalada militarización del país? La violencia nada más no baja. Y la oposición se pasea por la OEA.

Más allá de que les moleste tanto su hablar pausado, sus repeticiones de memoria, su pecho que no es bodega, la palabra es para comunicar… y en eso, pone agenda, aunque duela a los muchos tiradores de cartuchos quemados, que a diario le critican todo.

Sin embargo, ninguno de los medios reiteradamente señalados, lo han podido ignorar. Lloran, mientan, pero es quien manda y bailan al son del Edén, del conocido zapateo.

En general muchos críticos quedan en la intrascendencia, acalambrados, como si se les hubiera acabado el gas, ahora que llegó Bienestar

Ah y sembrando vida que ya se afianzará en Guatemala, El Salvador y Honduras. Reiterará la importancia de todos los programas sociales, que algún bimestre de cualquier año podrán llegar, en efecto, a todos los beneficiarios, como lo mandata la Constitución. ¿Miles?, cientos, cuando menos, siguen esperando que algún día se acuerden de ellos y la infinita burocracia decida depositar en sus tarjetas de bienestar, que aún no lo es.

Se han creado empleos, pero mayormente en la informalidad. Y el programa del nuevo secretario encargado de Hacienda subraya el necesario combate a la evasión fiscal como prioridad.

Hay crecimiento, aunque insuficiente y lamentablemente se consolida la desigual escandalosa inequidad en la distribución del ingreso y la riqueza. Los que pueden suman a los 7 mil millones de dólares de salida de capital en los últimos meses, mientras la inversión extranjera aprovecha la plaza, incluida Iberdrola.

Y las remesas siguen creciendo y se aprecia aún superávit comercial. La locomotora estadounidense sigue pujando, pero entre nosotros crecen los índices de pobreza según el INEGI, desmentidos por los ‘otros datos’.

En nuestras relaciones políticas, entre unos y otros, enfrentamos a diario actitudes de irrespeto y prepotencia de seres enfermos de intolerancia, ineducados con poder económico, de influencia política o sabios de temporal. Es la vieja historia del que se marea al subir un escalón.

Tal vez las diferencias se empiecen a mitigar cuando se acaben los lloridos y aprendamos a respetar. A escuchar.

Total, indefectiblemente con remoción de mandato o sin ella, pronto se acabará. Como se sabe, nada es para siempre, como bien apuntó el filósofo de Güemes, tan mentado que hoy está.

Y apenas salimos del huracán, ahí viene otro más.

La educación presencial y los padres frente al dilema, ¿será o no será prudente enviar ya a los niños a la escuela? Facilito: ‘Que cada quien haga lo que quiera’.

Ah, en estos tiempos difíciles, cómo se extraña, por ejemplo, a un Justo Sierra, a José Vasconcelos, a Narciso Bassols, a Jaime Torres Bodet, a Agustín Yáñez, a Porfirio Muñoz Ledo, a Jesús Reyes Heroles en Educación

Sin vergüenza alguna y atizando la tormenta, el director del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, probablemente perturbado, declaró que: ‘El feminicidio es un acto de amor porque la tortura es una pasión del alma”.

Éramos muchos y parió la abuela.



#LFMOpinion
#ProhibidoProhibir
#Informe
#Huracan
#Fonden
#COVIT
#Migracion
#AMLO












Arturo Martinez Caceres

Arturo Martinez Caceres

Sigueme en: