Destacado

Andrajos, hambre y sed

CopyrRight: lfmopinion.com

Andrajos, hambre y sed

Proclives a desaparecer, a enfurecernos. El diagnóstico está ahí, lapidario. El lado oscuro, el derecho a mentir que cada hombre se adjudica, como quien coge una piedra en la playa. ¿Qué hacer cuando se posterga lo inevitable?...

Videojuegos a pedazos: decadencia de una industria voraz

Little Richard: Let The Good Times Roll Forever!

The Beatles: un club no tan solitario (parte II)

The Beatles: un club no tan solitario (parte I)

Nick Cave, la infructífera búsqueda de la belleza