+CONCIENCIA+

Los cuatro fármacos para vivir feliz

Los cuatro fármacos para vivir feliz

Foto Copyright: lfmopinion.com

Epicuro

La visión de Epicuro (341-270 a.C), fundador de la escuela del jardín, nos ha legado una sabia manera de apaciguar la tempestad que llevamos dentro cada uno y así poder alcanzar la serenidad.

La filosofía no es útil si no es capaz de aportar algo positivo al bienestar del hombre, a buscar la salud del alma, erradicando el miedo y todo tipo de preocupaciones que alteran nuestra tranquilidad.

El razonamiento de Epicuro es muy claro, tiene una gran congruencia que nosotros debemos de llamarla así "silogísticamente": todos los hombres aspiran a ser felices, la felicidad se obtiene vía la práctica de la filosofía, por lo tanto, todos los hombres deben dedicarse a la filosofía. Es por eso que nuestro autor se proclama, sin tregua alguna, a favor de la universalidad del saber filosófico entendiendo la filosofía no como una profesión, no como una ciencia específica, sino como un verdadero amor al saber, como una continua y constante reflexión que nos lleve a la conciencia crítica de sí mismo y de aquí que se convierta en un patrimonio que nos capacita a todos a lograr esa saber racional que finalmente nos lleve a la felicidad.

La felicidad sólo se puede alcanzar cuando previamente se ha auscultado el ánima humana y erradicado de ella todos los miedos que ocupan su conciencia y qué puedas lograr vivir como cuando eras niño, porque si no, pueden calar hondo las tinieblas de los miedos a tantas cosas que nos llevan a no distinguir claramente las experiencias buenas de las malas. Se tratará entonces de llevar de la oscuridad a la luz con él sólo conocer físicamente el universo y todo lo que acontece en él, junto a las funciones que el hombre es capaz de conocer como la naturaleza de su dolor, de su placer y en fin de la muerte, y así salir de todo tipo de miedos para hacer resplandecer la luz de la conciencia racional, para que predomine demostrando que la racionalidad en las cosas reales, siempre produce menos miedo de sucumbir a las fuerzas oscuras y divinas. Y así, de esta forma, sólo es posible abrirse el camino a la felicidad.

Revisemos los cuatro fármacos básicos que propone el filósofo para alcanzar la felicidad:

1. SON VANOS LOS TEMORES Y EL MIEDO QUE SE LE PUEDAN TENER A LOS DIOSES Y AL MÁS ALLÁ.

2.- ES ABSURDO EL MIEDO A LA MUERTE, PORQUE NO ES NADA.

3.- EL PLACER (GOZO), SI SE ENTIENDE EN FORMA CORRECTA, ESTÁ A DISPOSICIÓN DE TODOS.

4.- LOS DOLORES O DURÁN POCO O SON FÁCILMENTE SOPORTABLES.

Desde luego que cada uno de estos fármacos filosóficos requieren su interpretación y estudio correcto para que realmente surtan efecto en nuestra vida.

La receta ya está probada y sólo basta practicarla y tomarla diariamente en compañía de los amigos, pues para Epicuro la amistad, masculina y femenina, es un bien supremo.





#LFMOpinion
#+Conciencia
#Epicuro
#Felicidad
#Filosofia
#AmorASaber
#Alma

Guillermo Dellamary

Guillermo Dellamary

Dr. Guillermo Dellamary Soy un psicólogo, filósofo, con más de 30 años de experiencia y buscando ayudarte a vivir tu vida de una mejor manera.

Sigueme en: