PROHIBIDO PROHIBIR

La Migra

La Migra

Foto Copyright: lfmopinion.com

Héroes abandonados..

Tiene ventajas y costos estar pegado, per secula seculorum , como típico hermano siamés, a un vecino tan singularmente atractivo: fuerte, poderoso, con especímenes físicos cuasiperfectos: donde el prototipo social de la belleza es ser alto, güero, de ojos azules... ellas, cuando jóvenes, admirables y reconstruidas en un día de láser para verse como Barbies, donde las frutas visualmente son muy apetitosas, pero no siempre con buen sabor. Donde todo está limpio, pavimentado, donde tirar basura fuera del basurero es penado con altas multas, en fin, donde todo tiende a ser ordenado, con legalidad y civilización, aunque sea sin cultura; en el centro del consumismo mundial, donde una ligera gripita social hace que en México se sienta como grave neumonía e históricamente nos lleve a la postración.

En cambio, en la academia, por ejemplo, cuando en los EUA se vencen las fronteras de las certificaciones y trámites burocráticos, hay apoyos y facilidades extraordinarias para la investigación, la enseñanza y el estudio.

Y qué decir del salario mínimo, aquí una hora de trabajo es equivalente a todo un día y fracción allá.

En este moderno conjunto de contrastes los mexicanos ricos tienen resguardados sus ahorros. Se calcula que, en el sistema bancario y financiero estadounidense, hay más de 80 mil millones de dólares de origen nacional; en cambio, hay alrededor de 5 a 8 millones de mexicanos en la ilegalidad o sin papeles, uno de cada 6 estadounidenses es latino y en el mes de abril próximo pasado las remesas enviadas a México sumaron más de 4 mil millones de dólares, contradiciendo los cálculos de los expertos que pronosticaron una drástica caída por efectos del Covid-19.

Lo anterior enseña, entre paréntesis, una vez más, que los sabelotodos, periodistas de mal agüero y demás organismos calificadores también se equivocan, cuando prevalecen sólo los antipáticos intereses tradicionales de dominación.

Los mexicanos migrantes sin papeles viven generalmente en condiciones de ansiedad y estupor, de diaria tragedia, esperando, viendo siempre por arriba del hombro, si acaso se acerca La Migra, los agentes del ICE y terminan ese día deportados, abandonando a los hijos, que ya nacieron en suelo estadounidense y son gringuitos.

Los connacionales migrantes trabajan en la industria agrícola, en la construcción, la hostelería, la industria restaurantera y minería. También en menor escala, en la enseñanza, la jardinería, en labores de limpieza y otros servicios. Su salario, desde luego, es mucho menor sin papeles.

Hay muchos ejemplos de éxito de mexicanos o de origen mexicano que han pasado de ilegales a ciudadanos estadounidenses en una o dos generaciones. Aquí los hijos pueden casi gratuitamente terminar la universidad pública y obtener certificados técnicos (associates), que aseguran una mejor perspectiva en el mercado laboral, con apoyos adicionales a los atletas y estudiantes destacados.

También hay mexicanos exitosos, empresarios en la producción y distribución de tortillas, tostadas, quesos, chiles, otros muchos productos alimenticios, en distribución de tequila y mezcal y la reproducción de verdaderos mercados mexicanos, por cierto, muy concurridos y con precios, paradójicamente, más altos que el promedio local.

En las artes, especialmente en la cinematografía y la música, hoy hay aquí muchos mexicanos destacados.

Asimismo, hay mexicanos condenados a pasar largo tiempo en prisión y otros en juicios de gran atractivo informativo, siempre ligados al narcotráfico.

Cruzar la frontera sin visa, pasaporte y poco dinero en busca de mejores condiciones de vida, o por razones de persecución política o violencia, no es nada fácil, menos ahora con la perspectiva de elecciones en noviembre, donde nuevamente los mexicanos estaremos con certeza en el debate de los promotores violadores, mafiosos, drogadictos, causantes, en el marco de la discriminación wasp, de la futura debacle del imperio, según los republicanos y su líder anaranjado, prepotente y mentiroso.

Más aún con la orden ejecutiva en vigor de “depórtese” sin averiguación previa, en tiempos de pandemia. Sin importar que en Nueva York y otras ciudades cientos de mexicanos con y sin papeles hayan fallecido en la epidemia, muchos sin haber sido contabilizando oficialmente por su condición migratoria. Actualmente la migra deporta y nadie puede recurrir a los tribunales para explicar y/o defender su caso.

En California se han liberado para deportación a encarcelados latinoamericanos para reducir los contagios de la pandemia, las condiciones ahí son poco higiénicas y muchos presos lo son por razones migratorias, de baja peligrosidad social, que sin embargo, se contagian en alta proporción con pronósticos crecientes de enfermedad y muerte.

Para los defensores de derechos humanos ahí, como en el caso de los niños enjaulados y separación de las familias migrantes, hay una veta enorme para protestar y castigar a los culpables de abusos. El silencio avergüenza a la sociedad en su totalidad, como se demostró en otro caso vergonzoso criminal, durante los juicios de Nuremberg en 1946.

En esta administración republicana, La Migra ha ampliado su presupuesto y su estrategia de “inculcar miedo” y, aunque incluso el gobierno Truuumpista considera imposible expulsar a los cerca de 11 millones de indocumentados en el país, la manga ancha ha provocado una hiperactividad para etiquetar y expulsar a familias donde hay indocumentados, criminalizando a quien se puede desterrar, sin derecho a réplica alguna.

Además, ha castigado con menores recursos federales y bloqueado proyectos de apoyo a migrantes en las llamadas ciudades santuario como San Francisco y Nueva York, que limitan su cooperación con el gobierno federal en cuanto a la ejecución de la Ley de Inmigración con respecto a deportaciones, separación familiar, inscripción escolar de menores y prohíben a la policía local cuestionar y revelar al ICE el status de la condición migratoria de las personas detenidas, investigadas o encarceladas por otros delitos en su jurisdicción.

¿Y la embajada y los 50 consulados de México en los EUA?

Se sabe que el secretario encargado del despacho de Relaciones Exteriores es un interlocutor influyente y respetado, que el subsecretario itinerante para América del Norte desde Hong Kong, trabaja en línea en condiciones de sana distancia, que Luis Videgaray compinche del yerno preferido sigue siendo un promotor de las relaciones condecoradas, cuando menos hasta que en la consulta ciudadana votemos por la necesidad de una investigación anticorrupción del cerebro del jefe disfrazado.

Desde aquí la embajadora Barcenas en Washington D.C. se ve como paciente florero, así como muchos cónsules que siguen la máxima fisiócrata de “dejar hacer dejar pasar”, muchos cerrados por la pandemia en la emergencia. Por supuesto hay algunos casos de excepción como la consulesa de Los Ángeles, antes en San Diego, que destaca por su compromiso por ayudar a la comunidad mexicana en desgracia y celebrar asimismo sus éxitos. Así como el trabajo en Houston, Chicago y Atlanta, aunque todavía se requiere insistir en apoyar a los migrantes que caen en las garras de ICE o en la pandemia.

También hay que aplaudir al embajador y ex rector de la UNAM, ahora recuperado del virus y representante de nuestro país en Naciones Unidas, cuya labor ha sido digna, muy publicitada y eficaz.

Y aplaudir también a Alicia Barcena, en Chile, como Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, desde donde ha promovido el logro de un mejor sistema de investigación, diálogo y cooperación en América Latina.

El presidente de la República ha insistido varias veces que, de ser posible, se podría reunir con su homólogo estadounidense alrededor de julio próximo para agradecer su apoyo y firmar el multicitado TMEC, que con bombo y platillos se presentará, sin serlo, como la panacea de la recuperación. Ojalá no se deje usar por el ambiente reeleccionista y no copie la lamentable época cuando Videgaray lo invitó a Los Pinos, ahora ya por fortuna, dignificado por la presencia de médicos y enfermeras.

Mención especial merecen organizaciones no gubernamentales, quienes destacan por ayudar a los migrantes más vulnerables con recursos principalmente producto de donativos para apoyar a desempleados, distribuir alimentos, proteger su salud y desarrollar otros programa legales, técnicos y de capacitación para el trabajo. Y de amplia promoción religiosa, but of course, donde La Migra también está presente, siempre al acecho.



#LFMOpinion
#ProhibidoProhibir
#LaMigra
#Pandemia
#Migracion
#Salud
#Economia
#Derechos



Arturo Martinez Caceres

Arturo Martinez Caceres

Sigueme en: